Taiwán nos espera, ¡de nuevo!

 

 
La primera vez  (2012) fue un viaje de nervios, alegría y muchas dosis de curiosidad:

-Nervios: mi primera vez en Taiwán, y además llegaría sólo ya que Yunting aterrizaría 4 días después a causa de un tifón.

-Alegría: porque a pesar de ser un viaje difícil de realizar en lo económico, se hizo realidad.

-Curiosidad: Mi único viaje a Asia previo a Taiwán fue Japón, pero claro, yo sólo conocía Taiwán por boca de Yunting, superó las espectativas.
 

 
La segunda vez (2013) podría haber sido un viaje con menos sorpresas o incluso más aburrido, pero resultó ser todo lo contrario, un viaje con muchos descubrimientos y una comunicación más fluida con la familia, hablar inglés va bien pero si encima chapurreo taiwanés, ¡qué os voy a contar!.

Taiwán es una isla relativamente grande para los taiwaneses, pero no tanto para mi. Aún así, siempre hay sitios que te sorprenden, pequeñas cosas que te hacen pensar en la cantidad de tiempo que necesitaría para conocerla realmente.

En mi primer viaje mi comunicación con la abuelilla de Yunting era gestual, pero una vez se confirmó nuestro segundo viaje, me propuse aprender taiwanés para así poder hablar cuatro cosas con ella,y es que aún teniendo en cuenta que la abuela tiene 90 años y que la pobre va en silla de ruedas, conmigo siempre ha sido muy maja, el mayor respeto que le puedo dar es el de hablar con ella aunque sean cosas fáciles y tontas.

La anécdota del container de la basura con la abuela.

Es el lenguaje universal de las abuelas:

Amá – “Come más que has comido muy poco” me decía “Amá” (abuela).

Yo – “Doshia, doshia, wa cha pá!” (gracias, gracias, ¡estoy lleno!).

Amá – “Come come” (chia la chia la).

Yo – “Amá, chiné, wa cha pá!, doshia li” (Abuela, en serio, que estoy lleno, muchas gracias).

Creo que me intentó convencer de seguir comiendo unas 6 veces, a lo que recordé una palabra que había aprendido ese día con Yunting…”Punso tan”…

Amá – Señalando un plato “Chia, ho chia” (come, está muy rico).

Yo – Riéndome le digo, “Amá!, doshia….wa chin pa, wa mshi punso tan!” (Abuela, gracias…estoy lleno, no soy un contenedor de basura!).

Amá – Se me queda mirando, procesando la información que le parece haber oído…..y se empieza/nos empezamos a reír sin parar.

Me salí con la mía como pude.
 

 
La tercera vez (este año) llegué a Taiwán como si llegase a Asturias, estaba en casa, volvía a ver los Hi-Life, 7Eleven, FamilyMart. Las motos, los puestos de comida a pie de calle. Era la primera vez que no tenía planes, simplemente, queríamos disfrutar de Taiwán de manera natural, pasear por la ciudad, ir alguna cafetería. Evidentemente al final, sí que hicimos algún viaje que otro, y como siempre, genial. La única diferencia respecto a los dos viajes anteriores fue la temperatura, y es que en abril, no hace el mismo calor que en verano, sí que se puede ir en pantalones cortos, pero por la noche una chaquetilla no hace mal a nadie.
 

 

 
Y ahora la cuarta (2015) iremos a mediados de Febrero durante 1 mes y 1 día si todo sale bien y no pasa nada como en la primera vez. Creo recordar que este viaje ha tenido la misma planificación que el de este año, mientras hacíamos la compra Yunting me comenta que “necesita” viajar a Taiwán para recargar las pilas tras el año non-stop que hemos tenido, y tras una conversación de poco más de 10 min. decidimos que por qué no ir ahora, en febrero.

Los músicos tenemos unos calendarios un tanto especiales, y por eso lo de que “si todo sale bien y no pasa nada”, así que, lo dicho, si no hay contratiempos, volveremos a pisar Taiwán en poco más de 2 meses.

La última vez volamos desde Ámsterdam haciendo parada en Tailandia con China Airlines (compañía taiwanesa, no confundir con la compañía china Air China), pero esta vez, por razones desconocidas, el vuelo más barato era directo a Taipei y desde Frankfurt, así pués, nos va que ni pintao.

Prometo fotos y tal vez ahora que tengo un móvil un poco más moderno, incluso puede que grabe algún video. Además, por primera vez para mi y para Yunting desde hace 8 años, ¡estaremos en Taiwán para celebrar el Año Nuevo Chino!.
 

 

Por |diciembre 11, 2014|0 comentarios|

O’Funk’illo – Patapalo

Ahora mientras navegaba por twitter, uno de los temas candentes era Blas de Lezo, lo primero que se me vino a la cabeza al leer su nombre fue el tema “Patapalo”. Me podéis corregir ya que no lo se a ciencia cierta, pero el tema creo que es de Kiko Veneno, no se si en colaboración con Raimundo Amador o por separado. Yo la versión que conozco es la de Raimundo con Kiko, no se si era una versión en directo.

El tema es que hace unos años alguien me había pasado un disco de un grupo llamado “O’Funk’illo”, ¡qué discazo!. Fue el único que escuché, después intenté seguirles la pista, pero no tenía el mismo carácter que aquel discazo (Planeta aceituna, creo que se titulaba). ¡El bajista era/es un portento!.

Os dejo su versión de patapalo, y la de Raimundo, ¡buen fin de semana!:

Por |noviembre 15, 2014|0 comentarios|

Hofon tiema dao (后豐鐵馬道), una tarde de bicicleta.

Micro introducción, “yo y las bicicletas”:

Me encanta ir en bicicleta, empecé bastante tarde a aficionarme pero realmente cuando le pillé el gusto fue en mis últimos años por Sitges. Luego vine a Alemania y me robaron la “Scott” que había dejado en Sitges, ¡anda que no me dolió!. Después de asumir que ya no tenía bicicleta, me pillé una de carretera de segunda mano aquí en Düsseldorf y pasado un año…me la robaron. Claro, después de tanta mala experiencia se me quitaron las ganas de bici. Pasados casi 3 años desde el último robo, durante mi Tournée una compañera fagotista se puso en contacto conmigo y con Yunting para saber si me apetecía quedarme con su bici, la cual me la dejaba a un precio prácticamente de regalo. Ella volvía a Inglaterra tras haber terminado la carrera por estos lares. Es una bici de montaña bastante decente y que funciona a las mil maravillas, eso sí, me compré un doble candado que me costó casi lo mismo que la propia bici, esta vez si la quieren robar van a tardar mucho en hacerlo.

 

Traducción explicación: 后豐鐵馬道

-后豐: Ho-fon (es el nombre de un pueblo)

-鐵馬: Tié-ma, en taiwanés significa “bicicleta”.

-: Dao, según Yunting significa “camino”, no es taiwanés sino más bien “chino culto” (usado para poemas y literatura “culta”).

 

Taiwan bike

Esta fue mi compañéra de viaje, se portó muy bien.

 

Es un sitio al que merece mucho la pena ir sobre todo si vives en Taiwán o si tienes pensado quedarte bastantes días de vacaciones por esos lares. Me quedé muy gratamente sorprendido de lo bien cuidado que estaba y lo bonito que era. Podéis visitar esta web aunque sea para ver las fotos: http://2horse.mmmtravel.com.tw/?ptype=info

En su día fue una zona de tránsito ferroviario bastante importante, en 1997 cerraron la vertiente y en 2005 la reconvirtieron en lo que véis en las fotos, un sitio la mar de majo para relajarse con la bicicleta a lo largo de sus más de 12 km.

Está a menos de media hora de Taichung tirando “pal norte”, hay muchos tipos de bicicletas para alquilar desde las más normales (como la que nos agenciamos nosotros), hasta eléctricas, tandem, etc. Alquilar una bicicleta puede costar desde unos 100/150TWD (2€ más o menos) hasta 15 o 20 euros. Evidentemente también puedes ir con tu propia bici sin necesidad de pagar ningún tipo de entrada.

 

Taiwan bike

A la canastilla quieras que no le das su uso, en mi caso: agua, cámara, cartera y móvil.

 

Taiwan bike

¡Cómo no!, campos de arroz.

 

Taiwan bike

Había muuuuchas parejas además de familias al completo, el de la foto no da pedales…¡a la hoguera con las eléctricas!.

 

Taiwan bike

Vinimos con la abuelilla de Yunting e intentamos convencerla de venir en una bici con 3 asientos perfecta para que la gente mayor se siente atrás pero, no pudimos convencerla. La hermana de Yunting, con un par de ovarios hizo parte del paseo llevándola en su silla de ruedas.

 

Taiwan bike

Nos acercamos al puente.

 

Taiwan bike

¡Una vinoteca!

 

Taiwan bike

Cada vez que voy a Taiwán siempre acabo pasando por algún puente de este tipo. ¡Mola!.

 

Taiwan bike

Este túnel es bastante largo y pese al calor del exterior aquí hace incluso un poco de rasca, ojo, se agradece.

 

Taiwan bike

 La otra cara del túnel.

 

Taiwan bike

Aunque parezca que es todo llano, no lo es, hay  subidas y bajadas ligeras pero muy divertidas.

 

Taiwan bike

Por falta de tiempo y fuerza piernil de mis 4 acompañantes féminas, sólo pudimos ver una parte del recorrido.

 

Taiwan bike

El camino está perfectamente asfaltado.

 

Taiwan bike

A lo largo del recorrido hay algún que otro sitio para pararse, comer y tomarse un piscolabis.

 

Teniendo en cuenta que Taiwán es la madre originaria de marcas como Merida, Giant y que también se ocupa de la manufactura de componentes como (Full Speed Ahead, Tektro, Wellgo Pedal’s Corp., Velo, Formula Engineering, SR Suntour, Alexrims, Dah Ken, VP Components, KMC Int’l y SRAM), no es de extrañar que existan lugares como estos en esta pequeña gran isla.

Si estáis muy metidos en el mundillo seguro que os interesará leer este documento sobre la industria de la bicicleta en Taiwán, es del 2013 pero se puede decir que sigue estando al día: TAIWAN BICYCLE  INDUSTRY

Por |octubre 28, 2014|0 comentarios|

Düsseldorf – Jan-Wellem-Platz

Este es un micro vídeo que grabé el otro día en la Jan-Wellem-Platz (Plaza Jan Wellem). El edificio de formas “raras” es una contrucción muy moderna de hace poco más de un año. Es una zona de tiendas pegada al Altstadt (casco antiguo) de Düsseldorf. Detrás de este edificio está el Hofgarten, uno de los parques más bonitos que hay cerca del centro de la ciudad.

Por |octubre 20, 2014|0 comentarios|

Goloseando en Heinemann

Unos días atrás, fui a la confitería Heinemann, una de las mejores y más antiguas de la ciudad, también de las más caras.

 Heinemann DüsseldorfEntrada.

Tenía que ir a comprar dos “paquetes” de unos pralinés dorados para que Yunting se los regalara a un par de amigos. Yo para estar 100% seguro de que no contenían alcohol, le pregunté a una de las abuelillas que trabajan en la tienda, me dio la mejor respuesta posible, uno de los pralinés. Ya los había probado hace mucho, pero, ¡qué locura!, estaba acojonantemente rico, perfectamente balanceado, ni muy dulce ni muy amargo, super cremoso, ¡de 10!. Mi respuesta a la mujer fue “¡me he vuelto a enamorar, pero no se lo diga a mi novia!”.

A los pocos días nos dio por ir a comer a un restaurante taiwanés que habían abierto en Düsseldorf hacía unos pocos días. No está mal, pero las porciones son un poco escasas teniendo en cuenta el precio. El caso es que después salimos a dar un clásico paseo por la Königsallee.

 

Heinemann Düsseldorf

Vista del canal de la Königsallee.

Poco antes de llegar, nos volvimos a cruzar con Heinemann y le dije a Yunting…va, vamos a ver cuánto cuesta comprar unos chocolates sueltos al peso. ¡Sorpresón!, cuestan la mitad que los que ya vienen emperifollados con lazitos y en caja. Lo que primero fue un: “igual si no son tan sumamente caros como los de la caja, pillamos un par de esos dorados y ya tenemos un mini postre”, pasó a ser: “bueno, cuestan casi la mitad…pilla un par de otro sabor y a bailar”. Decir que los otros también estaban muy muy ricos.

 

Heinemann Düsseldorf

El interior renovado hace pocos meses.

Heinemann Düsseldorf

¡El paraíso!.

Heinemann Düsseldorf

También venden tartas muy ricas.

Heinemann Düsseldorf

Pralinés espolvoreados con oro.

Heinemann Düsseldorf

Zona de pralinés al peso, 5,50€ los 100g.

Heinemann Düsseldorf

Así que si estáis de paso por Düsseldorf o si vivís aquí, no dejéis de pasaros por Heinemann, el paraíso chocolateril en Düsseldorf.

Por |octubre 13, 2014|0 comentarios|

Frank Zappa – Montana

No recuerdo cómo conocí a Frank Zappa, lo que recuerdo perfectamente fue el shock al escucharle por primera vez. Tenía y tiene algo mágico, cuando escuchas algo de Zappa…no tardas ni 3 segundos en reconocerlo. Dentro de la gran lista de música que ha rodeado mi vida, Frank está siempre ahí, en mi rincón de los genios, y bueno, Montana…es que no se qué decir de Montana, ¡es la bomba! xD

 

Una curiosidad muy graciosa es el pequeño homenaje que mis queridos (desde que se fue Portnoy se ha perdido todo) Dream Theater le hace en el tema “Beyond This Life”, a partir del minuto 8:00 empieza el festival:

Por |octubre 3, 2014|0 comentarios|