Antes de llegar a Düsseldorf, yo ya sabía que aquí vería a muchos japoneses pero la verdad es que no tan a lo bestia. Justamente la zona donde vivo es la zona asiática así que cuando sales a la calle, no sabes si estás en Nagoya o en Alemania, es increíble. En fin, a lo que iba, en el conservatorio hay muchíiiiisimos asiáticos, sobretodo coreanos (en realidad coreanas jeje), aunque los japoneses no se quedan cortos. Es curioso porque mi compañera de fagot es de Nagoya (Japón) y la verdad es que cuando le comenté que yo había estado por allí, ¡¡se quedo sin palabras!!. Hace dos días que volvió de Nagoya, y hoy me ha sorprendido con un regalo genial, ¡¡galletas de pescado con sabor a gamba!!.

Me ha dicho que son típicas de Nagoya (la verdad es que yo no investigué mucho cuando estuve allí, así que no se muy bien cuales son las cosas típicas de la ciudad), lo que está claro es que ¡¡están de muerte!!.