Año nuevo, hackeo nuevo

A muchos no les habrá dado tiempo a verlo, pero Giikah.com ha sido hackeada brevemente, por suerte, sólo se han eliminado algunos archivos relacionados con la imagen del blog. Así pues, es posible que en los próximos días veais cambios de imagen, no se si podré mantener los comentarios del blog (lo intentaré), mientras tanto, paciencia.

¡Un saludo!
Javi

¡Feliz Año con Calpis!

¡Feliz Año Nuevo desde Düsseldorf a todos/as!, estas han sido unas Navidades diferentes a las que estoy acostumbrado celebrar, más que nada porque las he celebrado en Düsseldorf con mis amigos y amigas del conservatorio y la universidad, eso sí, ¡han sido geniales!.

No, tranquilos, no he celebrado el año bebiendo “Calpis” (una amiga japonesa lo trajo a casa para celebrar el cumpleaños de un amigo), esta es sólo una excusa para hacer un post idiota relacionado con el mundo nipón que me rodea a mi y a la ciudad de Düsseldorf.

Para quien no lo sepa, “Calpis” además de ser el nombre de la empresa que lo comercializa Calpis Co.,Ltd. (localizada en Shibuya, Tokyo), se trata de un refresco japonés sin gas que lleva en el mercado desde el 7 de Julio de 1919. Tiene un color parecido al de la leche y un sabor que mezcla yogurt dulce, con limón y naranja con textura parecida a la que pueda tener un batido no muy espeso. A la hora de servir, al ser una bebida concentrada (se puede comprar no concentrado), se ponen uno o dos “dedos” y al resto se le añade agua natural o carbonatada (con gas). La verdad es que yo recuerdo comprar Calpis en las máquinas expendedoras de bebida que había por Nagoya, pero…por alguna extraña razón, no recordaba que tuviera este sabor tan fuerte.

Quien quiera probarlo, a no ser que vivas en Japón, en Düsseldorf u otra ciudad con superpoblación japonesa…que prepare la cartera, porque no es muy barato.