Tienda LEGO en Köln

¿Quién no ha judado alguna vez con los LEGO? Yo la verdad es que de crio me lo pasaba pipa haciendo casas y demás historias, bajo mi punto de vista, creo que es un juguete genial para que los crios desarrollen su imaginación y mejoren su “visión espacial” (¿se dice así?).

Hace unos meses paseando por el centro de Köln, me encontré con una tienda oficial de LEGO. En esta tienda puedes comprar casi de todo, además, tienen una zona muy curiosa en la que puedes comprar por separado las piezas de LEGO que te apetezcan. Tienes dos vasos, uno pequeño (más barato) y otro grande (más caro), y una vez coges uno u otro, ya puedes ir seleccionando y metiendo las piezas de LEGO que necesites, dentro del vaso.

Haciendo un estabilizador casero para el “La”

Este es un post dedicado a los fagotistas más manitas de la casa. Hablando con Gustavo, salió la conversación de la estabilidad de ciertas notas en el fagot y cómo conseguir una mejora en esas notas inestables como pueden ser el “La” medio mediante la instalación de un estabilizador para la llave del “La”.

Al tener al lado de Düsseldorf la conocida tienda para fagotistas y oboistas “Uwe-Henze”, a un compañero y a mi, de paso que necesitabamos comprar unos arneses, nos entró curiosidad por saber cuanto costaba dicho estabilizador para nuestros fagotes Yamaha.

La puñetera verbindung a-Klappe costaba la friolera de 75€, ¡un DIMINUTO trozo de metal! (vale…oficial de Yamaha…muy bien…). Ante la incredulidad de mi compañero italiano y yo, volvimos a preguntarle el precio, y es que tal vez no le habíamos entendido…ya sabéis, cosas del idioma. Pero no, lo habíamos entendido perfectamente, el estabilizador salía por 75€. Ante ese panorama, mi compañero y yo fuimos directos a comprar bridas en una ferretería y plantillas en un supermercado. Total: 2,50€.

¿Para qué sirve el estabilizador?

Para estabilizar notas como el “La” medio y mejorar también ligeramente el timbre de dicha nota.

Nota: Se puede hacer también el mismo proceso para la llave del Si/Do.

A continuación explico cómo hacer e instalar nuestro estabilizador casero:


Para hacer nuestro estabillizador casero necesitamos: una brida de plástico (la más dura que podáis encontrar), tijeras y una plantilla de zapato.


Cortamos un trozo de la plantilla y lo enroscamos firmemente a la llave del oído (la que cierra y abre el agujero del tudel), después atamos la brida alrededor y apretamos hasta que quede bien fija.


Así tendría que quedar nuestro nuevo y flamante estabilizador del “La”. Ahora cada vez que pulsemos la llave para tocar el “La” se abrirá el oído y eso estabilizará la nota.

Manga en alemán

Mañana nos vamos una amiga taiwanesa y yo a Cracovia (Polonia) de viaje de placer. Haciendo tiempo por la estación de Düsseldorf, entré en una mega librería en la que se pueden comprar revista, periódicos y libros de casi todo el mundo. Entonces me puse a curiosear en la sección de cómics y es que mi nivel de alemán no es lo suficientemente bueno como para comprar un libro en alemán. Fue muy gracioso ver el clásico “Dragon Ball” en alemán, la verdad es que el manga no resulta dificil de entender, no usan palabras muy complicadas, aún así, conozco bastante la historia de Dragon Ball así que me dio por comprar este primer tomo de One Piece, a ver que tal está, espero que me/nos entretenga en nuestro vuelo a “Krakow“.

Por |Marzo 10, 2010|0 comentarios|

Paquete de cañas para contrafagot

Hacía mucho que no compraba cañas para contrafagot, pero ya que en la Robert Schumann Hochschule podemos disfrutar de un contrafagot Heckel “bueno, gordo, que tú tengas”, pues oye…hay que aprobechar.

15 palas Rieger sin forma (le pasaré la A1). Para contrafagot Rieger es un material bastante bueno, eso sí, para cañas de fagot…Danzi.

Entrevista a Eugenia Sequeira, solista de fagot de la Ópera del Liceu de Barcelona

Aquí está la entrevisa realizada a Eugenia, sin duda un documento de gran valor que todo músico y todo fagotista debería de leer.

Entrevista a la fagotista María Eugenia Sequeira, realizada por Guillermo Rosabal. En LA RETRETA, AÑO I, No 5, Noviembre-Diciembre, San José de Costa Rica, 2008, ISSN: 1659-3510.

Leer a continuación