Taipei

“A ver si hoy pescamos algo”.

 

Taipei

Vistas desde el paseo marítimo del Distrito de Tamsui (淡水區).

Parte de la familia de Yunting vive en Taipei desde hace unos cuantos años, así pués ya que estaba en Taiwán no podía evitar hacer una visita obligatoria a la capital. En dos horas y media de viaje en coche nos plantamos en Taipei, el plan era quedar con los familiares y dar una vuelta por Tamsui (淡水區). Este sería nuestro campo base en la ciudad.

 

Taipei

La otra orilla frente a Tamsui.

El paseo estaba lleno de tiendas, tanto de comida como de ocio. El tío de Yunting nos acompañó a donde pasaríamos la noche, un “hotel” muy especial. Hay que decir que su tío trabaja para una empresa de telecomunicaciones, Chunghwa Telecom (中華電信). El caso es que lo que antes era un edificio de oficinas de la empresa, ha pasado a ser un hotel de uso exclusivo para trabajadores y familiares de Chunghwa Telecom. Sin duda alguna, un sitio de lujo que muy pocos guiris habrán pisado.

 

“Hotel” Chunghwa.


Taipei

Zona “Taipei 101”.

Taipei

Cocheeeeeeees.

Taipei

¡Qué alto!

Taipei

¡Mola!

Taipei

Otra cosa no, pero en Taiwán hay muchas motos…muchas.

Taipei

Taipei

Taipei

Taipei

Nos acercamos a “la mole” el Taipei 101.

Taipei

¡Ta chán!

Taipei

Una vaca (en el aeropuerto también las hay).

Taipei

Zona libre de perroflautas, aquí es donde los pijos vienen a enseñarse.

Taipei

Vamos a ver Jose Luis, que no, si te digo 15 son 15.

Taipei

Douhua (豆花), uno de mis postres favoritos, en este caso con: tapioca, tofu, hielo, cacahuetes y agua con azúcar. 

Taipei

Que foto más “pofesionáh”.

Taipei

Se mira.

Taipei

Pero.

Taipei

No se toca.

 

No voy a mentir, las grandes ciudades son lo que menos me interesa de un país, y bajo mi punto de vista no son nunca una buena opción para conocer un país. Eso y los comentarios “negativos” previamente oídos tales como que Taipei es una ciudad más o menos cara, su gente por lo general “pija”, y que el precio/calidad en la comida ni se acerca al de otras ciudades no ayudaron a sorprenderme demasiado. Así pués podría resumir mi experiencia en Taipei como una cruz más en la relativamente larga lista de capitales que ya conozco. A pesar de todo, se trata de una ciudad con muchísimos sitios dignos de ser vistos y llena de rincones y lugares geniales para perderse (como cualquier ciudad diría yo).