Que a los alemanes les España es un hecho y que les gustan todos los productos españoles, también. Cuando uno piensa en Cataluña, vienen a mi mente el pa am tomàquet, les sardanes, els castellers…vamos, lo típico.

¡Visca Espalunya!

No se en qué estarían pensando los de Meßmer cuando se pusieron a diseñar la caja de este té, pero si yo fuera el jefe de la sección de diseño mandaría a los que hicieron esto a pasar un fin de semana en Vic. Que digo yo, para un té español, pues bueno…no diría nada, pero ¿molinos de La Mancha y abanicos andaluces?.