¡MI VIDEOJUEGO PARA ANDROID! (GOTY)

Giikah – Mi primer videojuego para Android

 

Studio Giikah

 

Ya sabéis que soy un tio multifacético y que una de mis aficiones frustradas es la de ser John Carmack. Como es algo que es básicamente inviable, siempre he tenido ese gustirrinín por hacer chorradas en el ámbito de la programación, más en dirección a videojuegos que a aplicaciones como ya hablé en su día con el Super GP Ball.

¿Sabéis esas ideas que te van carcomiendo la cabeza y que hasta que no las haces no te quedas a gusto?, pues es lo que me lleva pasando a mi desde que tuve mi primer móvil con Android, mi mítico HTC Wildfire.

También me pasó con el Super GP Ball lo que a muchos diseñadores de videojuegos, tuvieron una idea que les gustó, la comparten con el público y triunfa. Y eso es lo que me pasó a mi, a otro nivel evidentemente.

Al no saber nada de programación, empecé a pensar formas simples de diversión y fáciles de aplicar en un videojuego. Luego la idea fue creciendo e hice partícipe a más personas que aportaron sus ideas. Como resultado salió el Super GP Ball, un juego muy simple donde mucha gente tomo parte en su creación y que además fue bastante famosillo entre nuestro grupillo de aficionados a la GP32, ¡mi primer videojuego! y ¡me pareció super divertido!.

Pero como dije anteriormente muchos diseñadores de videojuegos se repiten y ¡no iba a ser yo menos!.

Sigo sin saber programar pero aún a paso de tortuga finalmente he conseguido lo que para mi era un simple sueño, pequeño, un sueño idiota, uno mío, muy personal y del que estoy muy contento. Poder crear mi propio Super GP Ball para Android y así poderlo llevar conmigo. Sin más, no necesito que se haga famoso, tampoco me importa el número de descargas, es por simple disfrute personal.

Captura de pantalla Giikah Android

 

He intentado de mil maneras hacer que el juego sea cómodo de jugar ya que he de reconocer que no me gusta nada jugar en pantallas táctiles, así pues, cuanto más simple y limitado mejor. No quiero que nadie pueda configurar el tamaño de la cruceta ni historias. Una de mis excusas era que a parte de que no creo que supiera programarlo (el que se pueda cambiar la posición de la cruceta a gusto del jugador), pensé en la época en la que disfrutaba de mi Atari 2600 y de mi Nintendo…no podías configurar nada, los controles eran los que eran, te gustasen o no.

Otra de las cosas que me ayudó a pensar cómo rediseñar visualmente el juego fue el simple hecho de que meterme a diseñar gráficos 2D detallados me llevaría milenios y ¡qué cojones!, qué más me da si el juego es visual y jugablemente simple, la Atari tenía juegos que me encantaban por su jugabilidad y…¿gráficos?…¿habéis jugado alguna vez a la Atari 2600?, ¡los gráficos eran lo de menos, lo mejor era la idea!.

Pues sí, esa ha sido mi mejor excusa para justificar el nuevo rediseño, que conociendome, seguro que terminará por variar pero bueno, de momento así se queda.

Aunque sea simplemente un reto y un auto-regalo “para mi”, también me apetecía compartirlo con el resto de gente, en este caso los lectores del blog.

El juego está diseñado (en principio) para funcionar con cualquier teléfono con Android 4.0 o superior, de la misma manera me gustaría recalcar que lo he programado para que funcione en mi teléfono móvil, así que es muy posible que no funcione bien o que tenga fallos en otros dispositivos.

De tenerlos, si os apetece lo podéis comentar y si tengo tiempo tal vez intente mejorarlo.

De momento aquí os dejo un enlace para que podáis jugar a esta versión demo de “Giikah” disponible en el Market de Android, espero que en el momento en el que estéis leyendo esto, la aplicación esté también disponible, suelen tardar un tiempo.

P.D. Hay dos “secretillos” uno visual que no está visible hasta que “toquéis algo” y otro jugable que digamos es un “atajo invisible” en homenaje al juego original, por cierto, a los que en su día jugaron al Super GP Ball tal vez les suene la pantalla y su secreto (esta vez no tan sencillo de encontrar pero sí casi en el mismo sitio).

 

Giikah

 

Yo y los relojes (primera parte)

Nunca he sido un loco de los relojes, pero sí que he llevado siempre uno puesto encima.

Si mi memoria no me falla mi primer reloj fue un Flik-Flak, incluso me arriesgaría a decir que fue el modelo FFA28 (¡qué sería de mi sin tito Google!). El siguiente en la lista y del cual guardo un grato recuerdo es el mítico Casio CA53W, o para los amigos, el Casio “calculadora”, el cual me acompañaría a lo largo de toda mi época de colegio. A pesar de haber “desaparecido” aun lo tengo en mi lista como uno de mis relojes favoritos, un día de estos me tengo que volver a hacer con uno, pero claro, no será lo mismo que mi antiguo compañero de batallas.

Casio "Calculadora" ca53w
Casio CA53W

Recuerdo perfectamente a mi compañero de clase y gran amigo Jose, él tenía una leyenda de Casio, el grandioso Casio F91W-1 “El Casio”. No le tenía envidia pero tengo momentos de mirar su reloj y compararlo con el mío grabados a fuejo, el suyo era una leyenda, pero el mío lo usábamos todos cuando estábamos en matemáticas xD.

Mis tíos de Nueva York me regalaron por esa época un reloj muy raro y aparatoso el cual no recuerdo llevarlo puesto más que en contadas ocasiones. No por nada, sino porque en comparación con la finura de mi casio calculadora…este era un tanque y digamos que no era un tamaño muy normal para mi mini muñeca de aquel entonces.

El tanque G8900-1

Casio G-Shock G8900

Tampoco se dónde ha acabado ese reloj y sin dudael no haberlo conservado es algo de lo que me arrepiento mucho, ¡era un G-SHOCK!. Claro, yo se a día de hoy perfectamente lo que es un G-Shock, para los que no los conozcan…son relojes casi indestructibles, literalmente, pero con 12 años…no sabía ni que los G-Shock fueran Casio, por aquel entonces me parecía un reloj digital como muchos otros, con la desventaja (ignorante de mi) de ser una tanqueta móvil, el modelo no es el de la foto, lo dicho, me lo puse muy pocas veces, lo que sí que apostaría es que era una versión en negro/gris del Casio G8900, o eso creo recordar. Voy a ser sincero, no, puede que no me lo comprase hoy día, pero de haberlo conservado, me lo pondría con mucho gusto, más teniendo en cuenta que aguantaría mi día a día como un campeón.

Con la mudanza de mi pueblo en Asturias a Sitges (Barcelona) estos relojes se perdieron y cómo no, encontraron sustituto, digamos que después del CA53W “calculadora” el D066 me acompañó durante bastante tiempo, no exactamente este, pero sí un modelo muy similar en negro.

Casio D066
Casio D066

Evidentemente el clima en Sitges no era el mismo y me di cuenta de que cada vez que me ponía el reloj, me salía una pequeña alergia en la piel. Nada importante, pero esto provocó mi “gran pausa relojera” que duraría hasta mi llegada a Düsseldorf, es decir…unos cuantos años. Las únicas ocasiones en las que disfrutaba del reloj era en mis escapadas de natación en la playa, una vez estaba fuera del agua, el reloj y yo, nos despedíamos.

A partir de aquel entonces, mi teléfono móvil pasaría a ser mi reloj de bolsillo.

Pero, seamos sinceros, ¿quién quiere un reloj a día de hoy cuando casi todo el mundo tiene teléfono móvil?, fue entonces, cuando el sentimiento y los buenos recuerdos mataron de golpe esa pregunta de fácil respuesta, ¡yo quiero un reloj!.

Mis recuerdos de niñez van ligados directamente a mis relojes, cada época tiene un reloj y con el paso de los años mis relojes no sólo marcan la hora sino momentos, momentos importantes, unos más que otros, pero todos tienen un por qué…o una excusa, ¡pero con razón!.

Con el cambio de aires y sin reloj en mi muñeca, Düsseldorf digamos que sin quererlo, reactivó mi memoria relojera. Comencé a leer foros, informarme, ¡qué maravilla de relojes!. A partir de ese momento tenía claro que ya no sólo eran algo parte de mi, sino que además eran grandes piezas de tecnología y arte. Cuando eres joven digamos que no te sueles enterar de nada, tú tienes un reloj y “ya está”, cuando llegué a Düsseldorf y me puse a retomar mi época de relojes, ya tenía una edad, y con internet descubrí muchísimas cosas que yo antes desconocía por completo: cuarzo, automáticos, distintos movimientos, marcas míticas, relojes rusos, japoneses, suizos, auténticos “BBB” (bueno, bonito, barato), copias chinas, etc…

Era como tomar la pastilla roja y entrar en Matrix, todo este tiempo tenía un bonito recuerdo de mis relojes, sin más, pero ahora sabía o al menos, estaba empezando a conocer este pequeño gran mundo.

Mi decisión estaba clara, me apetecía tener un reloj, con una sola premisa, que fuese de tipo “cronómetro”, resultó difícil pero al final encontramos algo bastante bonito estéticamente.

rover & lakes
Rover & Lakes

Fue amor a primera vista, había muchos relojes pero yo tenía muy claro el tipo de modelo y evidentemente…el presupuesto. Más tarde me pondría a rebuscar acerca de la marca “Rover & Lakes”, resultó estar dentro de una “lista negra” de marcas no reconocidas y que usan grandes almacenes. En resumen, relojes chinos con lavado de cara “a la europea”. No, no me arrepiento ni muchísimo menos, el problema es que ese reloj se ha estropeado, lo hizo el año pasado y por desgracia no veo ningún tipo de solución, aunque un día me pondré a hacer de relojero en casa a ver si puedo hacer algo.

Prácticamente al año siguiente, en mi segundo viaje a Taiwán, le hermana de Yunting me regalaría este pequeño matón, ¡duración de la pila por 10 años!, y además super ligero, para días “despreocupados” pasó a ser una buena opción.

W-210
Casio W-210

Parecía que mi vida estaba ligada a Casio, por lo que me propuse poner punto y final a esta espiral de relaciones cortas con mis relojes, en mi recién creada colección ya tenía: un reloj “elegante” tipo cronógrafo (regalo de Yunting) y el Casio que me regaló la hermana de Yunting. Tenía un nuevo objetivo, quería tener un Casio capaz de ocupar el vacío que mis viejos “compañeros de batalla” habían ocupado, un reloj digital que fuese el rey de todos mis antiguos Casio, tenía que ser el reloj digital definitivo…

Y lo había encontrado, se llamaba DW-5600E-1VER…

Continuará…

Por |Abril 13, 2015|1 comentario|

My Blackberry Is Not Working!

Por |Octubre 18, 2011|0 comentarios|

Top 10 de aplicaciones para Wildfire

Ahora que llevo un tiempo con el HTC Wildfire he podido hacer una pequeña selección con las aplicaciones que uso en el día a día.


Aldiko

El mejor lector de libros que conozco.

Advanced Task Killer

Apaga las aplicaciones que no se están usando.

PONS (trial) Alemán-Español

Funciona bastante bien y es gratuito.

QuickDic (German-English)

El mejor diccionario que hay, impresionante.

Mobile Metronome

Un metrónomo muy bueno.


BeyondPod

Perfecto para descargar y escuchar Podcast.

Railnavigator

Genial para ver los horarios de los trenes de aquí.

Twitter

Aplicación oficial de Twitter.

Barcode Scanner

Un escaner de códigos genial.

gStrings

Afinador gratuito, lo pongo en la lista pero sinceramente no hay ningún afinador gratuito a la altura de los comerciales.

Por |Octubre 3, 2010|3 Comentarios|