Ponte a la moda con el cinturón de la NES

En su web también se pueden comprar cinturones con distintos mandos.

Elektronik Supersonik

Recuerdo haber visto este video por primera vez en la BCN Party de hace unos dos años…imaginaros la situación…todo un polideportivo lleno de sceners con ordenadores y de fondo en una pantalla gigante el video de el gran Zlad!! xDD

La tarta «Gears of War» de Mumbai

Desde gameguru nos llega una curiosa historia, la tarta que véis ahí­ arriba fue el regalo de cumpleaños que hicieron unos compañeros de oficina a un amigo suyo al que le encanta el videojuego «Gears of War», después de mucho tiempo comiéndose la cabeza se les ocurrió encargar una tarta del Gears of War a un pastelero de Mumbai, ya os imaginaréis la cara del pastelero cuando acostumbrado a encargos relacionados con personajes famosos, figuritas de disney, etc…le dicen que les gustarí­a encargar una tarta del Gears of War, pues bien, tras explicarle un poco lo que era, el resultado no pudo ser mejor, una señora tarta de aproximadamente unos 3 Kg. de peso que tuvieron que esconder en las oficinas como buenamente pudieron.

Resultado, el cumpleañero se quedó con una cara de incredulidad y satisfacción que sólo se pueden comparar a cuando tus padres te regalan tu primera bici.

La verdad le entran ganas a uno de hincarle el diente jajaja

Descubierta la trama de la ardillita

Si hace dos dí­as os enseñé el video de 5 segundos de la ardillita, aquí­ os dejo el video completo que originó tantas especulaciones, realmente no se qué me da más miedo, si la ardillita o la chavalilla que aparece al final del video haciendo sonidos guturales imposibles de reproducir:

Drámatico video de la ardillita

La red ya conoce a la ardillita desde hace unas semanas, pero es ahora tras haberse publicado este sobrecogedor video, cuando los medios de comunicación se están haciendo eco de la noticia… ¿qué estaba haciendo la ardilla, porqué se gira…quién la está grabando?

Las reacciones de las ardillas de todo el mundo no se han hecho esperar ante tan trágica noticia:

¡No a la explotación de ardilas!