Desayuno de campeones

image

image

image

Sopa casera, mini huevos negros y bambú fresquete.

Por |agosto 15, 2013|0 comentarios|

Comiendo en Taiwán

¡Comer, ese gran placer de la vida!. A mi no sólo me encanta comer de todo sino que además disfruto muchísimo cocinando, sin ir más lejos yo soy el cocinero oficial en casa.

 

Asia es un mundo y no sólo se comen arroz y fideos fritos, lo digo porque cuando uno nace en España y va a un restaurante chino, la mayoría de las veces los platos más solicitados son el mítico arroz tres delicias (aún no he visto nada parecido en Taiwán), los rollitos de primavera, los fideos fritos y por supuesto la enigmática salsa agridulce que para qué mentir, en Taiwán no existe. ¡Ojo!, yo he sido el primero en pedir todas estas cosas y en disfrutarlas, pero eso sí, cuando realmente pisas Asia, te das cuenta de lo poco que conocemos la gastronomía asiática.

 

Por suerte, yo soy un tipo muy abierto de mente y no suelo decir burradas sin estar seguro de lo que voy a decir, por eso estaba muy expectante en lo que se refiere al tema gastronómico taiwanés. Una de las cosas que me ayudó a descubrir y por ende aumentar mis ganas de ir a Taiwán, fueron no sólo las historias que Yunting me contaba sino ver con ella programas de la tele taiwanesa. Sugoideas es la meca para todo aquel interesado en ver programas y series que se hacen en Taiwán, uno de mis favoritos es uno en el que varios famosos salen a degustar los restaurantes y locales más famosos de cada lugar, por lo general pequeños puestos de comida a pie de calle. Un ejemplo en un “Mercado nocturno”:

 

 

Sinceramente, es un paraíso gastronómico que iguala o supera a España. Como siempre digo, he visitado muchos países del mundo pero Taiwán es el único que de momento me ha dejado boquiabierto en el tema “comida”. Hay puestos de comida en absolutamente cualquier sitio, recuerdo de mi primera caminata que me quedé tan alucinado de la cantidad de cosas que había para comer que una vez de vuelta a casa tuve que pedir a Yunting que me hiciera una lista de cosas que había que probar…creo que en un mes sólo me dio tiempo a probar el 20% de las cosas.

 

Comida taiwanesa

A 5 min. de casa.

Comida taiwanesa

La calle general del barrio se extiende hasta casi el infinito.

Una de las cosas buenas de Taiwán es el precio de la comida y todo hay que decirlo, su calidad. En temas de ropa, electrónica, etc…los precios no son especialmente más baratos que en Europa pero sí lo es la comida.

En un viaje relámpago al dentista de Yunting a su pueblo natal 草屯 (pronunciado “Chaotun”), nos fuimos Yunting, yo y su abuelilla a comer algo en un local vecino. El caso es que Yunting se tenía que marchar y bueno…yo me quedaba a cargo de su abuela, ¡90 añazos y muy salá!, menuda comedia de situación, el único guiri a kilómetros a la redonda comiendo con una abuelita y hablando en taiwanés a lo indio.



El local era un sitio bastante sencillo con micro sillas de madera y no mucha decoración (arriba podéis verlo), como yo los únicos kanjis que se leer son los de: carne, pescado, a la parrilla, y el de alguna que otra ciudad, Yunting decidió por nosotros, y yo soy muy fácil de contentar así que este fue nuestro modesto menú:

 

 

Comida taiwanesa

Tofu con salsa de soja y “bonito flakes” por encima.

 

Comida taiwanesa

Arroz con carne picada acompañada de verdura.

 

Comida taiwanesa

Fideos fríos con gamba, verduras y salsa desconocida xD.

 

Comida taiwanesa

Verdura al vapor con una salta también desconocida pero buenísima.

Yo no se vosotros, pero salvo en Japón, pocas veces he visto platos tan bien presentados independientemente del sitio donde vayas a comer, digo yo que los 50 años de ocupación Japonesa habrán influenciado algo.

Por lo general los taiwaneses comen de todo, muchas verduras, carne, pescado, fruta y bueno…¡mucho té!. Tienen una muy variada gastronomía la cual está más que bien aprovechada, lo repito y de verdad que no miento, no recuerdo otro país de los que he estado en el que hubiese comido tan increíblemente bien como en Taiwán…ahí lo dejo.

El coste total de lo que comí no llegó a los 3,50€, y os aseguro que con eso ya estáis “comidos”. Lo mejor de todo es que da igual lo viejo, feo o nuevo y bonito que sea un local, la calidad, el precio, la presentación y la amabilidad, siempre estarán ahí.

¡Viva Taiwán!

Por |julio 17, 2013|0 comentarios|

El mejor croissant y la mejor baguette de París

Nunca antes había estado en París, no así Yunting que ha ido ya varias veces.

Lo primero una vez elegido el destino del viaje, es localizar los mejores sitios. Los amigos, internet y las guías de viajes ayudan muchísimo a planificar la visita y hacer una lista de “los sitios a los que hay que ir”, pero uno nunca tiene que olvidarse de las casualidades y de las sorpresas que le esperan en cualquier momento.

Navegando por Youtube dimos por casualidades de la vida con un video del mítico Gordon Ramsay, en él, Gordon hace una visita a la que para él, es la pastelería parisina que mejores croissants tiene, Arnaud Delmontel.

 

No hace falta decir que nos apuntamos la dirección y fuimos de cabeza a comprobar si todo esto era simplemente una campaña de marketing o si verdaderamente los croissants eran tan buenos como él decía en el video.

Sinceramente, París es una ciudad muy bonita, y mientras nos dirigíamos a nuestro destino yo no dejaba de sorprenderme de la especial belleza de las calles que nos iban acompañando durante el camino.

 

Paris

 

Ahora todo eran subidas y calles estrechas, a lo largo de varios minutos este sería nuestro paisaje hasta que por fin, como si de un espejismo se tratara nos encontramos con aquello que días antes habíamos visto en forma de píxeles en nuestra pantalla de ordenador.

 

Paris

 

Había bastante gente, la pastelería está en una calle llena de pequeños negocios y por tanto, concurrida pese a no ser céntrica.

Justo antes de ir a pedir dos croissants me doy cuenta viendo el escaparate, de que no sólo tenían según Gordon Ramsay el mejor croissant de París, sino que habían sido premiados en 2007 por tener la mejor baguette de la ciudad.

 

Paris

 

La comanda estaba más clara que nunca y como la historia empezó como una casualidad, no íbamos a irnos de allí sin nuestra taza de suerte. ¡Sólo les quedaba un último croissant y no iban a hacer más en todo el día!. Suerte, ¡más que suerte!. Cogimos nuestro croissant y nuestra baguette y nos fuímos a degustar ese manjar de dioses.

 

SONY DSC

 

¿Conocéis esa sensación de decir, ahora sí…esto sí que es vida?. Crujiente, esponjoso…no soy de comer pan ni croissants ni tampoco un experto en “masas” pero lo de aquel 23 de abril nos quedará grabado en la memoria para el resto de nuestros días como el mejor croissant y la mejor baguette de París.

Por |enero 24, 2013|0 comentarios|

Bakery Taka – Panadería japonesa

No es ninguna novedad decir que la Immermanstraße de Düsseldorf está llena de negocios japoneses (restaurantes, supermercados, tiendas de revistas, incluso un hotel), pero hoy quería destacar una pequeña panadería.

 

Bakery Taka

Entrada a la “Bakery Taka

El abuelete que la regenta tal vez no sea la alegría de la huerta, pero una cosa os digo, “dos escop…”…..todo lo que hace está buenísimo, como yo soy un ignorante y siempre he ido acompañado de mi novia, no os sabría decir lo que vende, pero va desde bollos rellenos de curry hasta panecillos dulces y sandwiches.

 

Bakery Taka

Kare Pan カレーパン (pan relleno con curry), ¡está de muerte!

Aquí os dejo tanto la página web como la dirección física:

Web:

Bakerytaka.de

Calle:

Immermannstr. 36
40210 Düsseldorf

Por |enero 11, 2013|0 comentarios|

Mi primera MOS Burger

La historia de MOS Burger viene ya de lejos, es una compañía japonesa de comida rápida fundada en Tokyo en 1972. No recuerdo si antes de viajar a Taiwán había oído hablar de esta cadena de comida rápida, lo que sí recuerdo es que Yunting me habló un par de veces de MOS Burger a los pocos días de estar yo en Taichung.

Por lo visto, una de sus profesoras de música en Taipei era la mujer del jefe jefazo que trajo MOS Burger a Taiwán, según me explica ella, este hombre por aquel entonces no venía de una familia muy adinerada, todo lo contrario que su mujer. Es más, a modo de “regalo/ayuda” el padre de esta mujer que sí que tenía mucho dinero, dio una buena ayuda económica al marido de su hija para que este lo invirtiera. Lo hizo y de qué manera, fundó TECO Electric & Machinery Co., Ltd., uno de los mayores productores de motores de medio voltaje del mundo para más tarde hacerse con los derechos de MOS Burger en Taiwán, a día de hoy la pareja son unos abueletes y estarán disfrutando de una buena renta. Evidentemente la historia la cuento tal y como Yunting me la explicó, seguro que hay detalles que no he comentado, pero anda que no mola que tu profesora de música esté casada con el jefazo ya no sólo de TECO sino de MOS Burger, ¡hamburguesas de arroz gratis!.

 

mos-burguer-6

Mi primera MOS Burger, no muy lejos del hospital donde trabaja la hermana de Yunting.

mos-burguer-5

Impoluto por dentro, parece más una cafetería que un restaurante de comida rápida.

 

mos-burguer

Cuando haces tu pedido te dan un número para que el camarero que te trae la comida te encuentre.

En mi caso no era necesario el número ya que yo era el único “atoga” (guiri) del MOS.

 

mos-burguer-2

Menú con hamburguesa de arroz patatas fritas y té helado (sí, los taiwaneses beben mucho té).

Lo gracioso del tema es que yo siempre pensé que la “hamburguesa de arroz” sería una “hamburguesa de arroz” en sustitución de la carne y pan normal de hamburguesa, pero nooooooo, ¡el arroz era el pan!. No se cómo la cocinan, a parte de saber que la hacen fresca y que no hay nada congelado, el arroz pese a no romperse, está muy rico y para nada duro. La salsa y el ¿pollo? estaban también de 10, la verdad es que me quedé gratamente sorprendido con el menú clásico de MOS Burger, valió la pena. Bueno, qué narices, Yunting iba a estar literalmente 2 horas en la peluquería y yo no tenía otra cosa mejor que hacer que dar un voltio y comer algo.

 

mos-burguer-3

#hamburgesadearroz

 

mos-burguer-4Dos papeleras para la basura y un fregadero para dejar los vasos.

Hacer la compra en Alemania, recomendaciones para los recién llegados

Desde hace milenios que quería escribir una entrada como esta, finalmente, podré guiaros a través de las complejidades del sistema supermercantil alemán para que los recién llegados tengáis unas nociones básicas a la hora de ir a hacer la compra.

 

Fruta en el emrcado

Frutería del mercado (Düsseldorf Altstadt)

 

Lo primero de todo sería hacer un ranking de los mejores supermercados de Alemania según los precios y calidad de sus productos, ojo que mi opinión no es ninguna verdad verdadera sino lo que en 3 años y medio he podido ver. De la lista se excluyen los supermercados de los grandes centros comerciales.

Kaufland (hay muy pocos pero la cantidad de cosas que tienen es brutal y precio/calidad difícilmente superables).

REWE (muchísimos supermercados con muchas cosas y también precios bastante buenos, a destacar los REWE City que abren hasta las doce de la noche).

Kaiser’s (no hay demasiados y tienen unos precios ligeramente más altos que el resto pero la calidad de los productos está muy bien y tienen más cosas de “delicatessen”).

REAL (es igual que el Kaufland lo único que le diferencia es el ambiente más “economatiense”.)

ALDI (no hay demasiados y tampoco tienen una gran cantidad de productos, lo que no quita que tengan buena carne y muy buenos precios).

LIDL (digamos que es como el ALDI, tal vez con más surtido de bebidas, pero podrían ocupar el mismo puesto).

Penny Markt (muy parecido al ALDI y al LIDL, y de no ser por los pocos que hay estaría tal vez un par de puntos más arriba).

Netto (mi primer año lo pasé comprando en el Netto, sigo vivo pero ejem…¡nunca mais!).

 

La lista podría tener otro orden ya que todos son supermercados muy dignos, el único que yo personalmente nunca recomendaría sería el Netto, pero prefiero que cada uno tome sus decisiones ¿cuales son vuestros supermercados preferidos?.

Para terminar me gustaría recomendar dos productos de vital importancia en la vida, el jamón de york y las patatas fritas. Todos sabemos lo dificil que es encontrar un buen jamón de york, y aquí en Alemania van bastante sobrados de productos cárnicos así que uno puede estar años buscando hasta encontrar su favorito (años no, pero unas semanas seguro).

Este jamón de york o jamón dulce me recuerda mucho al que comía yo en la plaza de abastos de mi pueblo cuando le comprábamos a la charcutera, sin duda, muy recomendado. Lo podéis encontrar en prácticamente todos los supermercados. Lo descubrí gracias a mi gran amigo Paco, todo un experto en delicatessens, ¡que sería de mi sin él! (Paco, no el jamón de york).

 

Jamón dulce o jamón de York

Jamóndeyorkquetecagas.

 

Diréis ¿patatas fritas producto de primera necesidad?, sí, claramente. A ver, a los alemanes les gustan las patatas fritas con sabor a pimiento, no se si es algún tipo de patología o lesión cerebral, el caso es que es jodidamente dificil encontrar patatas Lay’s o simplemente Doritos. Ojo, no es que sea imposible, pero o las compráis en el Kaufland o las compráis en el Kaiser’s, y ya.

¿Por qué iba yo a recomendar estas patatas si seguro que en España son de lo más normal?, queridos amigos y amigas, no sabéis lo terriblemente dificil que es encontrar por estos lares unas patatas fritas que sepan bien y vosotros no lo notaréis, pero mi paladar es tan, pero tan caprichoso, que os propongo hacer lo siguiente. Os compráis esta misma bolsa de Lay’s con sabor a Paprika, váis fuera a la calle de el pueblo o ciudad alemana donde estéis, cerráis los ojos y a continuación os metéis una patata de estas en la boca.

 

Sí amigos…síiiiiiiiii ¡¡¡¡saben a jamonaco!!!!, no me he vuelto tarao, bueno, no más que antes, pero os prometo que saben a jamón y eso en Alemania es un +10 en felicidad.

 

Patatas fritas con sabor a jamón

Lay’s Paprika, más conocidas como “Lay’s jamón jamón”.