¡Mirad qué hemos encontrado en Taiwán!

Por |septiembre 29, 2017|0 comentarios|

¡Crisis con tiendas “frikis”!

Por |febrero 9, 2017|0 comentarios|

¡Una bañera de 8.600€!

Por |noviembre 13, 2016|0 comentarios|

Düsseldorf – Jan-Wellem-Platz

Este es un micro vídeo que grabé el otro día en la Jan-Wellem-Platz (Plaza Jan Wellem). El edificio de formas “raras” es una contrucción muy moderna de hace poco más de un año. Es una zona de tiendas pegada al Altstadt (casco antiguo) de Düsseldorf. Detrás de este edificio está el Hofgarten, uno de los parques más bonitos que hay cerca del centro de la ciudad.

Por |octubre 20, 2014|0 comentarios|

Goloseando en Heinemann

Unos días atrás, fui a la confitería Heinemann, una de las mejores y más antiguas de la ciudad, también de las más caras.

 Heinemann DüsseldorfEntrada.

Tenía que ir a comprar dos “paquetes” de unos pralinés dorados para que Yunting se los regalara a un par de amigos. Yo para estar 100% seguro de que no contenían alcohol, le pregunté a una de las abuelillas que trabajan en la tienda, me dio la mejor respuesta posible, uno de los pralinés. Ya los había probado hace mucho, pero, ¡qué locura!, estaba acojonantemente rico, perfectamente balanceado, ni muy dulce ni muy amargo, super cremoso, ¡de 10!. Mi respuesta a la mujer fue “¡me he vuelto a enamorar, pero no se lo diga a mi novia!”.

A los pocos días nos dio por ir a comer a un restaurante taiwanés que habían abierto en Düsseldorf hacía unos pocos días. No está mal, pero las porciones son un poco escasas teniendo en cuenta el precio. El caso es que después salimos a dar un clásico paseo por la Königsallee.

 

Heinemann Düsseldorf

Vista del canal de la Königsallee.

Poco antes de llegar, nos volvimos a cruzar con Heinemann y le dije a Yunting…va, vamos a ver cuánto cuesta comprar unos chocolates sueltos al peso. ¡Sorpresón!, cuestan la mitad que los que ya vienen emperifollados con lazitos y en caja. Lo que primero fue un: “igual si no son tan sumamente caros como los de la caja, pillamos un par de esos dorados y ya tenemos un mini postre”, pasó a ser: “bueno, cuestan casi la mitad…pilla un par de otro sabor y a bailar”. Decir que los otros también estaban muy muy ricos.

 

Heinemann Düsseldorf

El interior renovado hace pocos meses.

Heinemann Düsseldorf

¡El paraíso!.

Heinemann Düsseldorf

También venden tartas muy ricas.

Heinemann Düsseldorf

Pralinés espolvoreados con oro.

Heinemann Düsseldorf

Zona de pralinés al peso, 5,50€ los 100g.

Heinemann Düsseldorf

Así que si estáis de paso por Düsseldorf o si vivís aquí, no dejéis de pasaros por Heinemann, el paraíso chocolateril en Düsseldorf.

Por |octubre 13, 2014|0 comentarios|

Miyahara (宫原眼科), comiendo helado pijo

Durante mi paseo hasta la estación de trenes de Taichung, me encontré con una heladería un tanto especial y en la que había mucha gente. Una vez Yunting había terminado su sesión peluqueril le dije que me acompañase hasta un sitio muy chulo que había visto.

Para sorpresa mía, ella no conocía el sitio, lo que sí me explicó luego es que parece ser que en este edificio tan antiguo, en 1927 había uno de los centros oftálmológicos más importantes de la ciudad. Ahora, manteniendo parte de la estructura original, han construído una piji heladería que todo hay que decirlo, está muy bien. Podéis visitar la web del local en www.miyahara.com.tw.

Miyahara (宫原眼科)

Clásico repartidor al lado del edificio.

Miyahara (宫原眼科)

Miyahara 1927.

Miyahara (宫原眼科)

La cola que había era potente.

Miyahara (宫原眼科)

Y aquí está la entrada a la tienda.

Miyahara (宫原眼科)

¡En su día el edificio también fue una escuela!.

Miyahara (宫原眼科)

¡Libros everywhere!

Miyahara (宫原眼科)

A todas las taiwanesas les gusta ir de tiendas aunque sólo sea a mirar.

Miyahara (宫原眼科)

Haciendo la cola de los campeones.

Miyahara (宫原眼科)

Una trabajadora muy amable nos escuchó hablar en alemán y nos preguntó que si necesitábamos ayuda.

Miyahara (宫原眼科)

Evidentemente Yunting no la necesitaba, pero yo un poco más adelante sí, porque había que rellenar un papel con tu pedido.

Miyahara (宫原眼科)

Había un mogollón de tipos distintos de chocolate.

Miyahara (宫原眼科)

Los helados los servían en una tarrina que a su vez tenía un cucurucho.

Miyahara (宫原眼科)

Había un muchas cosas diferentes que podías elegir para poner por encima del helado.

Miyahara (宫原眼科)

Este fue nuestro helado: Mango, frambuesa, tarta de piña, bizcocho y cosillas por encima.

Miyahara (宫原眼科)

Y señores y señoras, esto sí que es vida.

Por |marzo 24, 2014|0 comentarios|