Mis ojos, mejor dicho, mis oídos no podían creer lo que estaba escuchando por la televisión. Resulta que estaba yo tranquilamente viendo la televisión y empiezo a oir a una señora hablando en catalán, en ese momento miré a mi alrededor y vi que efectivamente no estaba en Sitges en mi antigua casa sino que seguía estando en el sofá de mi habitación en Düsseldorf y ese era un canal de televisión alemán, en fin, ¡me parece genial!. Volkswagen promocionando su Caddy de manera muy original.

Raro es que la mujer no hablara en mallorquín, con la debilidad que tienen los alemanes por Mallorca, no me hubiera extrañado.