Aunque lo parezca…

 

Hace unas semanas compramos unas galletas de chocolate de la marca Milka, cuál sería la sorpresa cuando al abrirlas ¡faltaban galletas!. Nunca en mis 27 años había tenido la imperiosa necesidad de protestar por un producto de supermercado, en este caso me tocó un poco los güevecillos que faltasen galletas en un producto que no destaca tampoco por su bajo precio.

 

Así pues, me puse a teclear en alemán un correo de protesta a los de Kraft (Milka). Expliqué todo muy amablemente, di mis datos y ahí se quedó la cosa. Yo, entre comillas, contento por protestar por algo que pese a no ser importante, sí que molesta.

 

A los dos días recibiría un mail de parte de la compañía disculpándose por las molestias ocasionadas y diciéndome que como recompensa me iban a enviar un paquetito a modo de disculpa, eso sí, recalcaron que por desgracia el paquete no tendría productos de chocolate ya que es verano y el calor puede perjudicar algunos productos. ¡Sí aquí hace frío!.

 

Como podéis imaginar, nos llevamos una grata sorpresa, ya que en ningún caso pensamos que se fueran a preocupar en contestarnos y ni mucho menos mandarnos algo a modo de disculpa. Lo que único que nos pareció un poco surrealista fue lo de “no podremos enviar productos que contengan chocolate”…yo me quedé como “¿hay algún producto de milka que no contenga chocolate?”.

 

Hoy al salir a hacer la compra vi que tenía el aviso para recoger un paquete en un kiosko cercano (nota: si los vecinos no están, DHL puede dejar el paquete en sitios “reconocibles” para así no tener que ir al día siguiente a por un paquete). ¡Menudo paquete!.

 

Milka

Kraft foods, ¿os suena, no?, no tienen pasta ni ná los jodíos.

 

Milka

¿¡Pero qué!?.

 

¿No habían dicho que no podían enviar chocolate?, yo creo que ahí hay…¡chocolate!, y una caja de algo que parece ¿café?.

 

Milka

Chocolate en vena.

Es sin duda alguna muchísimo más de lo que nos esperábamos, nos han mandado: Schoko Drink (algo así como Cola Cao), Nussini (parecido a los míticos Huesitos), Leo (barritas de galleta con chocolate), y un café disoluble con todo incluído (café, leche y azucar).

Milka

Traducción propia: “Para nosotros, los hechos cuentan más que las palabras”.

Sinceramente, a pesar del detalle, no han ganado a un cliente, lo que sí que han conseguido es que no tenga la necesidad de hablar mal de Milka. Sus productos me seguirán pareciendo igual de mega-extra dulces que siempre, pero bueno, para ser la primera vez en la vida que he protestado por algo así…no ha sido un mal resultado, ¿no?.