Minuto de silencio, mi PowerBook G4 12″ nos ha dejado

null

Mis queridos PowerBook G4 12″ y Esteban el Trabajador que en paz descansen.

 

Escribo estas palabras entre lágrimas y sollozos, hoy a las 19:43 mi querido G4 12″ nos ha dejado. Esta tarde me acerqué a mi querido G4 para hacer el chorras por internet. Es una tradición diaria que nunca se ha visto interrumpida, hasta hoy. Como de costumbre, encendí el portatil y escuche el clásico sonido de inicio, al ver el logo de la manzana aparecer vi que algo raro estaba pasando, el fondo antes impolutamente blanco ahora tenía algunos puntitos grises, problemas de gráfica pensé yo…

La pantalla de inicio de usuario se convirtió en un mosáico de puntos azules, blancos y grises que aumentó exponencialmente mi preocupación por la salud del viejete, no en vano ya había pasado por momentos bajos estos meses, no se le podía pedir mucho a un ordenador portatil del 2004.

null
La cosa no pintaba bien, intenté hacerle un hard-reset y ni pa lante ni pa tras…en la pantalla no aparecía nada. ¿Abrir el portatil?, si fuese otro problema no lo dudaría, pero la gráfica es integrada y eso no hay dios que lo arregle, 1, 2, 3, 4, 5, 6 hasta 7 veces intenté reanimarlo.

El lector ópico pereció hace años, le faltaba un tornillo desde hace unos cuantos meses, se calló desde la mesita de noche, tenía marcas de guerra en definitiva. Carecía de toda compatibilidad con miles de programas y bueno, las páginas web tiraban como podían…

Fue un gran compañero, con él edité el video de mi viaje a Japón, grabé un par de Podcast, edité fotos apunta pala, jugué al Starcraft, configuré mi actual impresora con drivers encontrados entre una maraña de foros viejos y oscuros…

 

Nunca te olvidaremos, has sido el primer y creo que mejor portátil que he tenido nunca entre mis manos, los hay más rápidos, más grandes y con más «mariconaditas» pero sólo tú y yo sabemos lo que hemos vivido juntos.

Su último deseo fue que le escribiera un post en el blog y le pusiera su tema favorito, así ha sido amigo:

¡Hasta la vista viejete!

Steve Jobs 1955-2011


Steve se ha ído, pero nunca le olvidaremos.

Es curioso cómo la muerte de una persona que no conoces puede llegar a afectarte, Apple y Steve Jobs han sido no sólo simples marcas comerciales sino una manera de entender la tecnología que ninguna otra empresa ha podido alcanzar.

tangerineibook1024x768.jpg

Mi primer contacto con Apple fue también mi primer contacto con internet, hayá por el año 1999 paseando por un centro comercial me quedé atontado al ver un ordenador enano y de diseño alucinante, creo que hasta ese momento nunca había visto un ordenador portatil en vivo y en directo y aún menos con esos colores…era un iBook Clamshell. No me podía creer que un ordenador pudiera ser a la vez de tan pequeño, tan bonito; las teclas, la pantalla, en conjunto, era algo que para mi en ese momento no era de este mundo. Por aquel entonces un familiar mío que vive en Nueva York, me explico un poco que era «eso», me habló de Apple y claro me enseñó lo que se podía hacer con ese cacharrillo.  Fue allí, donde creé mi primera cuenta de correo electrónico, por aquel entonces con HOTMAIL. Aún tengo en la cabeza ese momento, el ver el ordenador, alucinar con todo su conjunto, el tacto de las teclas, navegar por internet, desde entonces sabía que Apple me había robado un trozo de mi corazón tecnológico.

Los años pasaron y siempre seguía las míticas Keynotes de Steve, sus presentaciones eran simplemente fantásticas, era por decirlo de alguna manera, como ver a alguien que conoces de siempre, transmitía naturalidad, entusiasmo, y sobretodo ese sentimiento de niño que se sorprende por cosas pequeñas, así era Steve, una persona desconocida pero mágicamente cercana a los amantes de la manzana.

Llegó el día y no me lo podía creer, mi primer portatil, como aquella vez que vi el Clamshell, sería también de Apple, era una ilusión que siempre había tenido, disfrutar de un portatil como aquel que por unos minutos hizo sentirme en otro mundo. El PowerBook g4 12″ volvió a conseguir esa sensación que me produjo unos años antes el iBook.

PowerBook G4 12"

A día de hoy después de 7 años, mi querido PowerBook sigue al pié del cañón, sin ningún formateo y con 0 problemas, bueno sí, el grabador de CDs no funciona, pero la verdad es que…no recuerdo cuándo fue la última vez que grabé un CD/DVD.

El que este ordenador funcione como el primer día, dice mucho de lo agradecido que estoy a Apple por hacer un producto de tanta calidad, es increíble como un ordenador «viejo» pueda seguir dando tanta guerra como este pequeñajo.

Las noticias relacionadas con Apple siempre me han interesado aún a sabiendas de que la mayoría de las cosas no las podría usar (software actual) o simplemente mi bolosillo no me las permitiría (iPad, iPhone…). Pero es tal el respeto y la cantidad de ideas que siguen sorprendiendome día tras día, que nunca he podido de dejar de interesarme por el día a día en Cupertino. Las noticias vuelan, más aún cuando son malas y están relacionadas con uno de los pilares de Apple, Steve estaba enfermo y por desgracia no era de algo que fuera pasajero.

Cada nueva aparición en público era un nuevo filón para hablar sobre la salud de Jobs y el futuro de la empresa, hasta que hace unos meses terminó por dejar su cargo como CEO de Apple. La última gran conferencia sería la del iPhone 5, pero esta vez Steve no estaría para hacer disfrutar a la gente, la conferencia pasó sin pena ni gloria, con la única sorpresa de un cambio de nombre un tanto curioso para el que sería el nuevo teléfono de Apple, el iPhone 4S. Al día siguiente de la presentación la noticia de la muerte de Steve Jobs saturó la red de Twitter, era una sensación de incredulidad y de realidad. Aún sabiendo que él no se encontraba bien, por alguna razón no queríamos pensar en un final, era como perder a un amigo, alguien que siempre habías seguido y a quién te faltarían palabras para agradecer la cantidad de cosas que ha hecho por el bien de la tecnología y de por qué no decirlo, mejorar nuestro día a día con todas sus ideas.

R.I.P. Steve Jobs

Steve se ha ido, pero a un genio nunca se le olvida, por cierto….one more thing!

iPHONE 4S….For Steve.

iPad, primeras impresiones

El iPad ya está entre nosotros, este viernes se presentó en Alemania el tan aclamado Tablet de Apple, ayer tuve la oportunidad de probarlo un poco así que qué mejor sitio que Giikah para comentar mis primeras impresiones.

El iPad ha despertado muchas pasiones, y es que todo lo que huela a Apple es sinónimo de «Cool», de eso no hay duda.

Ergonomía: 7

Pesado.

Sólo necesitas 10 segundos para darte cuenta de que pesa lo suficiente como para necesitar usar las dos manos a la hora de utilizarlo. No es un dispositivo muy cómodo si se quiere usar estando de pie, es por eso que bajo mi punto de vista el iPad es al igual que la mayoría de los Tablets, un aparato pensado para la casa, la oficina o en definitiva, un sitio en el que puedas sentarte cómodamente.

Pese a todo, es muy agradable al tacto y no creo que el peso sea un impedimento para usarlo en cualquier tipo de situaciones, aún así, insisto en decir que pesa lo suficiente como para tener que apoyarlo en algún sitio.

Manejo: 8

Intuitivo, sencillo y práctico.

Se controla todo desde la pantalla táctil de manera más o menos fluida, y con sólo presionar el botón de menú se vuelve a la pantalla principal, hasta un niño de 7 años sabría utilizarlo sin necesidad de decirle cómo. Tengo que decir que en general el sistema responde de manera fluida a nuestros gestos pero algunas veces no es todo lo fluido que uno quisiera.

Aplicaciones: 9

Muchas, de calidad y variadas.

Hay aplicaciones de todo tipo, juegos de lo más variado, y aplicaciones pensadas para las cosas más interesantes, un piano virtual, un bloc de notas, mapas, lector de periódicos, visor de imágenes, navegador de internet, iTunes…y muchas más.

Nota final: 8

Vive gracias a sus aplicaciones.

Es bonito, la batería dura cerca de 11 horas, es fácil de usar y tiene aplicaciones para todo tipo de gustos y necesidades. Por contra tiene un precio realmente excesivo para lo que lleva de serie (el iPad más básico cuesta 499€ y el más «completo» sale por 799€). Si eres de los que se siente «guai» por tener lo último de Apple, te lo comprarás aunque yo diga que no vale la pena en este momento, bajo mi punto de vista hay opciones más completas y baratas que hacen exactamente lo mismo y mucho más, sin duda, no me compraría el iPad (y lo dice alguien que escribe desde un PowerBook G4).