Düsseldorf, sede de Eurovision 2011

¡Lo que faltaba!, un colega español que también está aquí en Düsseldorf estudiando me acaba de decir que el próximo festival de Eurovision se hará en Düsseldorf, ¡¡aquí!!.

Teniendo en cuenta que no soy un fan de Eurovision pues no tendría que ser una noticia que me importara mucho, pero coño, ya que vivo en Düsseldorf pues a uno le hace gracia que lo hagan aquí. Lo que más curiosidad me despierta será la cantidad de personas que poblarán Düsseldorf el 14 de Mayo del año que viene.

Ahora me gustaría la cara de todo el mundo al oír el nombre de Düsseldorf, seguro que muchísima gente no ha oído hablar de la ciudad nunca, pero por fin se hará justicia, coño, ¡que Düsseldorf es una gran ciudad para vivir!.

Ya iré informando poco a poco, estoy seguro de que la van a armar muy gorda por aquí.

¡VIVA DÜSSELDORF!

Un paseo por la Königsallee

Hoy tuve que hacer unos papeleos cerca de la Köngisalle, así que aproveché el momento para sacar algunas fotos. Este lugar es uno de los más famosos de todo Düsseldorf, más que nada, porque hay tiendas bastante exclusivas donde uno se puede comprar por poner un ejemplo, relojes que cuestan 14.000 €. Al vivir cerca de la Königsalle, siempre que estoy por el Altstadt (casco antiguo), vuelvo a casa paseando por aquí, muy recomendable.

Königsallee

Paseando junto al canal


IMG_5499.jpg Suelen haber muchas bicicletas aparcadas junto al canal


Königsallee La Königsallee tiene mucha vida a lo largo del día.

Coches caros en Düsseldorf

Paseando por el Medienhafen me encontré con dos imponentes coches, otra cosa no, pero coches caros hay muchos por Düsseldorf.

Mustang en sepia

Lamborghini en Düsseldorf

Japan Tag en Düsseldorf

Todos los años por estas fechas se celebra en Düsseldorf el Japan Tag, un día en el que Japón toma las riendas de la ciudad.

Hay muchas actividades programadas por la escuela japonesa de Düsseldorf y por varios centros culturales japoneses, se puede comer algo de comida típica en los distintos puesto que hay junto al Rhein y luego ver los conciertos o bailes en la plaza contigua a la plaza del ayuntamiento.

Realmente a mi no me ha parecido muy interesante ya que me esperaba ver muchos más puestos donde poder ver libros, películas, música o pinturas de Japón, y lo que me encontré a orillas del rio fueron tres puestos de comida, dos puestos de «algo» (no tenían ni libros ni nada, sólo había japoneses hablando y detrás de ellos posters de Japón) y un escenario donde los alumnos de la escuela japonesa hacian sus actuaciones.

La parte positiva es que también habían actividades dispersadas por la ciudad no sólo al lado del Rhein, y estas me parece que eran más interesantes aún a falta de haberlas visto.

Este pobre se tuvo que armar (nunca mejor dicho) de paciencia, no hacía más que posar con los visitantes.

Evidentemente no podían faltar los aficionados al anime y al manga. Normalmente se pueden ver por Düsseldorf casi todos los fines de semana del año paseando por la ciudad, yendo a comer a restaurantes japoneses y a tiendas japonesas, en el Japan Tag podías verlos hasta debajo de las piedras, y había algunos realmente freaks.

Aquí un grupo de músicos dándole fuerte al Taiko.

Había también muchas niñas con traje tradicional.

Con unos fuegos artificiales que duran unos 25 minutos, se pone fin al Japan Tag. Es muy bonito verlos desde uno de los puentes que hay en Düsseldorf cerca del Tonhalle, como se puede ver en la foto, había también muchísimos barcos en los que mientras cenabas o tomabas algo, podías ver los fuegos artificiales.

Mercado de libros de segunda mano en Düsseldorf

Ayer aprovechamos que hacía sol y salimos a dar una vuelta en bicicleta a orillas del Rhein. Para nuestra sorpresa, habían montado todo un mercado dedicado a la venta de libros de segunda mano.

Además de libros, algunos puestos tenían algunos vinilos, CD’s y DVD’s a la venta. Por casualidad me encontré con un clásico de Miles Davis en vinilo, el «Sketches Of Spain».

De igual manera, se podían comprar todo tipo cómics, desde clásicos Marvel hasta Tintin, Lucky Luke, Asterix y Obelix.

También había un puesto 100% asiático en el que tenían muchos libros acerca de la historia tradicional y contemporánea de Japón y China, aquí podéis ver un libro que recopilaba un gran número de fotos sacadas en Japón.

Esta parte me pareció genial. Mini posters de anuncios de época, había algunos buenísimos.

Por 8€ te podías llevar a casa este juego (hay que formar palabras según las letras que tengas), sin duda una herramienta muy útil a la hora de practicar un idioma.

Esta es sinduda una de las cosas que más me llamó la atención de todo lo que pude ver en el mercado. Una pequeña maquina del tiempo de la famosa revista alemana «Der Spiegel«, fui directo a comprar la revista con la noticia del lanzamiento del Apolo 11 pero…29€ eran demasiados euros.