Goloseando en Heinemann

Unos días atrás, fui a la confitería Heinemann, una de las mejores y más antiguas de la ciudad, también de las más caras.

 Heinemann DüsseldorfEntrada.

Tenía que ir a comprar dos «paquetes» de unos pralinés dorados para que Yunting se los regalara a un par de amigos. Yo para estar 100% seguro de que no contenían alcohol, le pregunté a una de las abuelillas que trabajan en la tienda, me dio la mejor respuesta posible, uno de los pralinés. Ya los había probado hace mucho, pero, ¡qué locura!, estaba acojonantemente rico, perfectamente balanceado, ni muy dulce ni muy amargo, super cremoso, ¡de 10!. Mi respuesta a la mujer fue «¡me he vuelto a enamorar, pero no se lo diga a mi novia!».

A los pocos días nos dio por ir a comer a un restaurante taiwanés que habían abierto en Düsseldorf hacía unos pocos días. No está mal, pero las porciones son un poco escasas teniendo en cuenta el precio. El caso es que después salimos a dar un clásico paseo por la Königsallee.

 

Heinemann Düsseldorf

Vista del canal de la Königsallee.

Poco antes de llegar, nos volvimos a cruzar con Heinemann y le dije a Yunting…va, vamos a ver cuánto cuesta comprar unos chocolates sueltos al peso. ¡Sorpresón!, cuestan la mitad que los que ya vienen emperifollados con lazitos y en caja. Lo que primero fue un: «igual si no son tan sumamente caros como los de la caja, pillamos un par de esos dorados y ya tenemos un mini postre», pasó a ser: «bueno, cuestan casi la mitad…pilla un par de otro sabor y a bailar». Decir que los otros también estaban muy muy ricos.

 

Heinemann Düsseldorf

El interior renovado hace pocos meses.

Heinemann Düsseldorf

¡El paraíso!.

Heinemann Düsseldorf

También venden tartas muy ricas.

Heinemann Düsseldorf

Pralinés espolvoreados con oro.

Heinemann Düsseldorf

Zona de pralinés al peso, 5,50€ los 100g.

Heinemann Düsseldorf

Así que si estáis de paso por Düsseldorf o si vivís aquí, no dejéis de pasaros por Heinemann, el paraíso chocolateril en Düsseldorf.

Porcelana Meissen

La Porcelana Meissen es también conocida por ser la primera porcelana europea, su producción se remonta al 1708  y nacería en la ciudad que lleva su propio nombre, a manos del físico y matemático Ehrenfried Walther von Tschirnhaus. Por desgracia, fallecería al poco de descubrir la fórmula perfecta para crear porcelana, dejándole el legado al alquimista Johann Friedrich Böttger, el cual trabajó como ayudante suyo durante los inicios del taller.

Las piezas debido a su calidad y producción limitada tienen precios

en muchos casos prohibitivos.

 

También hacen más cosas a parte de cubertería, como esta pluma de porcelana para Mont Blanc.

En el año 1720 por miedo a que los falsificadores sacasen tajada del renombre que por entonces se había forjado, Friedrich Böttger ordenó que todas las piezas de porcelana Meissen estuviesen grabadas con el que a partir de entonces sería el símbolo de la casa, dos espadas cruzadas. Este hecho hace que la marca Meissen sea una de las más antiguas en el mundo.

Y como no podía ser de otra manera, en Düsseldorf tienen una tienda.

 

Ferraris en la Königsallee

No tengo mucha idea de coches, los modelos me los han dicho mis espías, pero para el que la tenga aquí le dejo unas fotos de lo que se puede uno encontrar un sábado cualquiera por la Königsalle, este es otro ejemplo que puse hace unos días. Lo mejor de todo es que los 5 Ferraris los vi en un lapso de 3 minutos.

Ferrari California

Un Ferrari 360 Spider aparcado y un F430 Spider pasando a su lado

Lo mejor de todo es que llegaría un cuarto Ferrari

El 360 Spider amarillo

599 negro mate preparado por la casa Hamann

Un paseo por la Königsallee

Hoy tuve que hacer unos papeleos cerca de la Köngisalle, así que aproveché el momento para sacar algunas fotos. Este lugar es uno de los más famosos de todo Düsseldorf, más que nada, porque hay tiendas bastante exclusivas donde uno se puede comprar por poner un ejemplo, relojes que cuestan 14.000 €. Al vivir cerca de la Königsalle, siempre que estoy por el Altstadt (casco antiguo), vuelvo a casa paseando por aquí, muy recomendable.

Königsallee

Paseando junto al canal


IMG_5499.jpg Suelen haber muchas bicicletas aparcadas junto al canal


Königsallee La Königsallee tiene mucha vida a lo largo del día.