Un día en Sotrondio

Como algunos sabréis, hemos estado unos días de vacaciones por Asturias. Hacía ya 2 años que no iba, más que nada porque a parte de que el billete es caro de narices, me sale más rentable volar a Sitges (Barcelona) y usarlo como punto de encuentro familiar, tengo familia, amigos y como quien dice es mi segunda casa.

Imaginaos cuanto tiempo ha pasado que desde la última vez que fuimos les ha dado tiempo de construir un puente…como tenemos pocos en Sotrondio y nos hacen tantísima falta…¡menudos caraduras que tenemos por políticos!.

Yunting ya había estado conmigo hace dos años y Asturias en terminos generales le encanta, el paisaje, la gente le parece muy amable, la comida excelente y los precios en general muy buenos. Un punto que no le gusta, el clima. Eso es Asturias. A los dos o tres días de haber llegado, nos topamos con que la nieve había llegado al Sotrondio, cosa digamos relativamente normal por estos lares. Así que sin pensármelo dos veces, salimos cámara en mano a tomar instantáneas del momento, porque la nieve no duraría más de uno o dos días.

 

 

Sotrondio nevado

Vistas desde mi habitación.

 

Sotrondio nevado

En realidad no nevó demasiado, aunque parezca lo contrario.

 

Sotrondio nevado

Iglesia de Sotrondio, creo que nunca he estado dentro.

 

Sotrondio nevado

Un «paisano» (abuelete).

 

Sotrondio nevado

El nuevo puente, ahora tenemos 4.

 

Sotrondio nevado

Al fondo a la izquierda «el serrallo».

 

Sotrondio nevado

Monteeeeeeeeeee.

 

Sotrondio nevado

A la otra orilla del río.

 

Sotrondio nevado

El río Nalón en todo su señoral esplendor con el mítico puente de los gallegos al fondo.

 

Sotrondio nevado

¡En esta dirección tirando hacia el monte vive un gran amigo mío!.

 

Sotrondio nevado

Coches, nieve, casas.

 

Sotrondio nevado

En blanco y negro es mejor.

 

Sotrondio nevado

Por aquí hay un camino muy chulo, os hablaré de él en otra entrada.

 

Sotrondio nevado

Mimosas, ¡huelen muy bien!.

 

Sotrondio nevado

Paisano disfrutando de las vistas.

 

Sotrondio nevado

Fríooooooooo.

 

Sotrondio nevado

Maravillosa vista de mi grandioso pueblo.

 

Sotrondio nevado

Mina tras los árboles.

 

Sotrondio nevado

Puente de los gallegos.

 

Sotrondio nevado

Verde.

 

Sotrondio nevado

¡¡Mi colegio!!

 

Vistas desde casa, techos cubiertos de nieve.

Vistas desde casa.

Hace dos días saqué esta foto desde el salón de casa. Os puedo asegurar que la estampa era aún más bonita que la de la foto y es que por mucho post-proceso y muchos filtros que use en el LightRoom, las sensaciones de vivirlo y verlo en directo nunca se podrán igualar al verlo a través de una foto.

Normalmente la nieve suele llegar a mediados/finales de Diciembre y esporádicamente en Noviembre, esta vez los copos han tocado suelo el día 8 de Diciembre y con bastante arte.

Por desgracia estos días he estado muy liado y lo máximo que he podido hacer es sacar esta foto desde casa. A día de hoy la nieve ha desaparecido por completo pero la próxima vez que vuelva a nevar prometo salir a sacar fotos.

¡Feliz Navidad!

Nieve

Disfrutando de unas máximas de -4ºC, ¡qué maravilloso es el clima Noreuropeo!.

Preparados para recibir a la nieve

La Navidad se acerca y con ella la nieve llega a Düsseldorf, a finales de Noviembre suelen caer los primeros copos y empieza a ser más que patente a mediados (Copa del Mundo de Esquí de Fondo) o finales de Diciembre. Como vale más ser previsor, los supermercados ya están poniendo a la venta sal y líquido para hacer que la nieve no moleste tanto a la hora de pasear por las aceras.

 

A mi me encanta la nieve, pisarla, tocarla, pero también entiendo que puede llegar a ser un incordio para el día a día de los transportes, pero para eso está la sal, así que ¡a comprar kilos y kilos se ha dicho!.

 

La cara del muñeco cambiará cuando le bañen en sal, inocente paloma…

 

Litros de anticongelanteeee corren por mis venaaassss.

Bien clarito lo pone, Ne pas consommer!, ¡No es para un consomé!