Esto nos lo encontramos estas Navidades en Barcelona.

P.D. ¡Yo siempre tiro de la cadena!