Aún estamos en la edad del pavo, es lo que tiene.