Este es un post dedicado a los fagotistas más manitas de la casa. Hablando con Gustavo, salió la conversación de la estabilidad de ciertas notas en el fagot y cómo conseguir una mejora en esas notas inestables como pueden ser el “La” medio mediante la instalación de un estabilizador para la llave del “La”.

Al tener al lado de Düsseldorf la conocida tienda para fagotistas y oboistas “Uwe-Henze”, a un compañero y a mi, de paso que necesitabamos comprar unos arneses, nos entró curiosidad por saber cuanto costaba dicho estabilizador para nuestros fagotes Yamaha.

La puñetera verbindung a-Klappe costaba la friolera de 75€, ¡un DIMINUTO trozo de metal! (vale…oficial de Yamaha…muy bien…). Ante la incredulidad de mi compañero italiano y yo, volvimos a preguntarle el precio, y es que tal vez no le habíamos entendido…ya sabéis, cosas del idioma. Pero no, lo habíamos entendido perfectamente, el estabilizador salía por 75€. Ante ese panorama, mi compañero y yo fuimos directos a comprar bridas en una ferretería y plantillas en un supermercado. Total: 2,50€.

¿Para qué sirve el estabilizador?

Para estabilizar notas como el “La” medio y mejorar también ligeramente el timbre de dicha nota.

Nota: Se puede hacer también el mismo proceso para la llave del Si/Do.

A continuación explico cómo hacer e instalar nuestro estabilizador casero:


Para hacer nuestro estabillizador casero necesitamos: una brida de plástico (la más dura que podáis encontrar), tijeras y una plantilla de zapato.


Cortamos un trozo de la plantilla y lo enroscamos firmemente a la llave del oído (la que cierra y abre el agujero del tudel), después atamos la brida alrededor y apretamos hasta que quede bien fija.


Así tendría que quedar nuestro nuevo y flamante estabilizador del “La”. Ahora cada vez que pulsemos la llave para tocar el “La” se abrirá el oído y eso estabilizará la nota.