El otro dí­a dando vueltas por internet me encontré con un interesante artí­culo acerca de una tecnica de grabación increible llamada holofoní­a. Esta técnica, viene a ser para el audio lo que la holografí­a para la imagen, y la verdad es que los efectos conseguidos son realmente espectaculares. Para conseguir que el cerebro sea capaz de adivinar la posición de la fuente de sonido, se graban las secuencias de cada oí­do independientemente empleando una cabeza de dummy con dos micrófonos a la altura de cada oreja (véase foto). Luego ambas grabaciones se recombinan usando un algoritmo llamado Cetera, y el resultado se emite por un único canal. Se supone que esta técnica imita a la forma que nuestro cerebro sigue para procesar el sonido, es decir a la escucha binaural (ojo, no confundir la holofonía con el estéreo: sonido que se emite por dos canales).

Pero basta de hablar, lo mejor es que lo experimentéis por vosotros mismos, escuchando ¡CON AURICULARES! esta impresionante pieza de tecnologí­a llamada la peluquerí­a virtual. (Haz clic en el texto oirlo).

En la barbería

Está en inglés, pero se entiende realmente bien. Impresionantes resultados cuando Luiggi, el peluquero virtual nos coloca una bolsa en la cabeza (realmente se lo hace al dummy-micrófono, claro), cuando chasquea los dedos a derecha e izquierda, o cuando visita nuestros oí­dos con sus tijeras y su máquina de rapar. Y no os perdáis a su amigo Manuel (el de la voz cazallera) tocando la Guitarra. ;-) ¡Ah! mejor si cerráis los ojos, así­ la sugestión es aún más fuerte.

Texto: maikelnai.es