Por lo general suelo ser de los que no se precipita a la hora de decir cosas importantes, básicamente porque hasta que no lo vea no lo creeré. Hace unas semanas comenté en un post que me había surgido una oportunidad única para viajar hasta Tokyo, pues bueno, de momento se van confirmando cosas y al parecer todo va según lo previsto. Este sábado hablaré con mi chica-contacto a cerca de los días, hoteles y demás historias de cara al viaje a Japón. Si todo va bien el sábado se tomará una decisión. Independientemente de lo que pueda pasar, este viernes me escaparé a renovar el pasaporte (¡¡desde que fui a Nueva York que no lo usaba!!) antes de que empiece la maratón de música que tenemos preparada con el quinteto y que hacemos en la ESMUC y de paso este jueves hablaré con mi pianista acompañante para que me de el número de teléfono de su casa en Tokyo (creo recordar que se iba por estas fechas coincidiendo con mi viaje), miraré los hoteles, etc…pase lo que pase no se pierde nada por planificar un poco. Sayonara!