Ya estamos en el final del 42 encuentro de la Joven Orquesta Nacional de Cataluña después de una semana intensa de ensayos y uno intensivo y último para este sábado en el Auditori de Barcelona.

Lo bueno que saco de este encuentro han sido varias cosas, la primera y fundamental es que por primera vez podré estar tocando el contrafagot en orquesta y con piezas interesantes (Cuarta sinfonía de Mahler, Vier Letzte Lieder de R. Strauss y una obra de estreno, Sol de Primavera de R. Humet, el cual por cierto me fue a ver en un descanso para decirme que uno de sus hijos había empezado a estudiar fagot en la Escolanía de Montserrat, lo primero que pensé fue….¡mierda!, más competencia xDDDD), esto me permite ponerme a punto con un instrumento con el que no se suele tener muchas ocasiones de tocar, aunque en la ESMUC tengamos contrafagot, no tenemos profesor, y todo lo aprendemos y hacemos por nuestra cuenta.

La segunda cosa buena de este encuentro es que iremos a tocar al Auditorio Nacional de Madrid (el 3 de Mayo a las 19:00h), y siempre se agradece tocar por primera vez en sitios “de peso”. También tocamos el 5 de Mayo en el Auditori de Barcelona a las 21:00h y hacemos un concierto pedagógico en Sabadell el 2 de Mayo a las 20:00h.

Y la tercera y última cosa buena del encuentro ha sido el profesor de fagot, Roger Birnstingl. Un fagotista que podría ser mi abuelo (tiene unos 74 años), pero con una memoria estupenda. Fue fagotista en la London Philharmonic, la Royal Philarmonic y la London Symphony Orchestra. Y ojo, porque le han dirigido muchos míticos: Bernstein, Abbado, Herbert von Karajan, Ozawa, Sir Colin Davis…hasta Stravinsky!!

Recordaré para siempre unas anécdotas que nos contó y que vivimos en las clases que hicimos con Roger, como por ejemplo un momento en el que hablando de posiciones nos dice que sabe unas 15 para tocar el fa sostenido agudo (nosotros sabemos dos o tres como quien dice), y el hombre coje el fagot de mi compañera y se pone a tocar un mogollón de fas sostenidos….nosotros nos quedamos a cuadros xDDD

La última y no menos impactante fue la relacionada con el principio de la Consagración de La primavera de Stravinsky (para quien no lo sepa, el instrumento que comienza la obra es el fagot, y es un solo muy delicado). Resulta que nos dijo que durante los ensayos él y Bernstein tuvieron una pequeña charla a cerca de la entrada del fagot en la Consagración. Más o menos nos explicó esto: “Bernstein me explicó que en el concierto antes de empezar, cerarría los ojos, y cuando los abriera, significaría que él estaba preparado y que entonces él esperaría a que yo también estuviese preparado para empezar a tocar.”. También nos comentó que con Abbado fue distinto, directamente le dio la entrada con la batuta, y ya sabéis, hay que tener cuidado con esa entrada xDDD

Para el último día Roger y su mujer Penny (también fagotista) nos tenían guardada una sorpresa, ni más ni menos que un disco de fagot grabado por él y que tenía dedicatoria para cada uno de nosotros, un gran regalo. Por si os interesa se llama, “An English Serenade” publicado por SanCtus Recordings.