Algunas veces pasan por mi cabeza cosas un tanto interesantes, todas y cada una de ellas se pueden considerar chorradas máximas. El tema es que estas cosas aún no están dentro de ninguna “categoría” dentro del blog. Dicho esto, inauguro la categoría de “ocurrencias”.

Lo bueno de este blog es que escribo sobre lo que me apetece, sin pensar en el qué dirán. Lo llevo haciendo desde mis primeros inicios blogueriles y voy feliz.

Al grano,

me molaría la idea de un videojuego en el que primase la invisibilidad dentro de un mundo 100% vivo.

Es decir, pongamos que estás en el Central Park de Nueva York, y ves cómo un hombre vestido de negro está actuando de manera un tanto sospechosa. Le sigues, y se mete en un parking que hay en uno de los recién construidos rascacielos de la ciudad. Vas detrás de él y resulta que tiene una sala de operaciones “a lo Batman”. ¿Lo mejor?, no sabe que tú le seguías y que estás de pie junto a él…eres invisible.

Este ejemplo es muy básico, podrías espiar al frutero, y ver qué hace los sábados.

La idea de cara a efectuarla con realismo es más que compleja. Una IA equiparable a la de una persona real…en todos los habitantes de la ciudad. El objetivo sería el que tú quisieras. Ayudar a personas que han sido atracadas, escribir notas a la policía. Imposible…a día de hoy sí, pero si a eso le sumamos un sistema de realidad virtual (Oculus, o una futura Matrix)…¡molaría!.