EbOY – Pixel Art en estado puro

EbOY así­ se hacen llamar los noruegos Steffen Sauerteig, Svend Smital y Kai Vermehr, el pixel art como su propio nombre indica es el arte del dibujo pixel a pixel y como muestra aquí­ os dejo parte de sus trabajos…

En el museo
En el museo

Al aire libre
Al aire libre

Presentación
Presentaciones de cara al público

Sofá EbOY
Incluso en sofás

Como véis los lí­mites no los ponen los pixels, sino los propios artistas. ¿Quién no recuerda aquellos libros que nos retaban a encontrar objetos y personajes entre grandes multitudes dibujadas con enorme miniuciosidad? Pues qué mejor que una pequeña muestra de lo que los EbOY son capaces de hacer para proponeros un reto ¿cuantas marcas hay en cada dibujo?, ¿cuales son, y a qué se dedican?. El fin de semana se acerca y con este reto estaréis entrenenidos por mucho tiempo.

Agetreo en la Gran ciudad (Haz click en el dibujo para agrandarlo)

Mini Central Park (Haz click en el dibujo para agrandarlo)
Mini Central Park

Microsoft Surface, el futuro de la tecnologí­a táctil

Microsoft nos muestra las posibilidades de su Microsoft Surface, esta tecnologí­a aplicada en este caso a una mesa nos permite trasnferir datos entre dispositivos portatiles (PDAs, teléfonos móviles, etc…), como podemos ver en el video, se pueden ver las fotografí­as que tenemos almacenadas en nuestro teléfono, retocarlas, descargarlas y demás. También podemos subir rutas a nuestra PDA para cuando necesitemos movernos por algún sitio.

Holofoní­a, el sonido 3D

 

El otro dí­a dando vueltas por internet me encontré con un interesante artí­culo acerca de una tecnica de grabación increible llamada holofoní­a. Esta técnica, viene a ser para el audio lo que la holografí­a para la imagen, y la verdad es que los efectos conseguidos son realmente espectaculares. Para conseguir que el cerebro sea capaz de adivinar la posición de la fuente de sonido, se graban las secuencias de cada oí­do independientemente empleando una cabeza de dummy con dos micrófonos a la altura de cada oreja (véase foto). Luego ambas grabaciones se recombinan usando un algoritmo llamado Cetera, y el resultado se emite por un único canal. Se supone que esta técnica imita a la forma que nuestro cerebro sigue para procesar el sonido, es decir a la escucha binaural (ojo, no confundir la holofonía con el estéreo: sonido que se emite por dos canales).

Pero basta de hablar, lo mejor es que lo experimentéis por vosotros mismos, escuchando ¡CON AURICULARES! esta impresionante pieza de tecnologí­a llamada la peluquerí­a virtual. (Haz clic en el texto oirlo).

En la barbería

Está en inglés, pero se entiende realmente bien. Impresionantes resultados cuando Luiggi, el peluquero virtual nos coloca una bolsa en la cabeza (realmente se lo hace al dummy-micrófono, claro), cuando chasquea los dedos a derecha e izquierda, o cuando visita nuestros oí­dos con sus tijeras y su máquina de rapar. Y no os perdáis a su amigo Manuel (el de la voz cazallera) tocando la Guitarra. ;-) ¡Ah! mejor si cerráis los ojos, así­ la sugestión es aún más fuerte.

Texto: maikelnai.es

¿Sabe de dónde viene el sí­mbolo del dólar? Pues es español, aunque no lo parezca

¿Se ha preguntado alguna vez de dónde viene el sí­mbolo del dólar? Pues es español y viene del siglo XVII, cuando las monedas españolas eran una parte muy importante en el comercio mundial,y estaban extendidas por Estados Unidos ante la restrictiva polí­tica monetaria del Imperio Británico sobre sus colonias.Muchos estadounidenses piensan que el sí­mbolo $ (en la tipografí­a clásica con dos barras) proviene de una unión de la abreviatura U.S. (United States). Pero nada más lejos de la realidad. Si bien existen varias teorí­as, la más plausible es el origen español. El signo se empezó a usar en la correspondencia comercial entre los colonos británicos y México refiriéndose al peso hispano-mexicano o real de a 8. Esta moneda recibí­a en las colonias norteamericanas el nombre de dólar español y en 1785 fue adoptada como moneda oficial de Estados Unidos, tanto el nombre como el sí­mbolo $, ante la carestía de moneda que provocó la Guerra de Indepencia frente al Imperio Británico.

Más tarde, en 1792, la Casa de la Moneda estadounidense creó el dólar americano pero era mucho menos popular que el dólar español, ya que era más pesado y tení­a mejor plata. Y finalmente se ilegalizó el dólar español en 1857, cuando tení­a el mismo valor teórico que el dólar americano. Pero su influencia quedó patente por ejemplo en Wall Street, donde el precio de las acciones del mercado de valores se medí­a en octavos de dólar, ya que el real de a 8 o dólar español tení­a el valor de 8 reales. Y esta denominación perduró hasta 1997.

¿Y de dónde viene el sí­mbolo?

Pues parece que proviene del escudo de armas que instauró Fernando de Aragón, la S como representación del lema «Non Plus Ultra» y las dos barras que la cruzan simbolizando los dos pilares de Hércules. Este sí­mbolo se utilizaba en el real de a 8, la moneda que se utilizaba en las colonias americanas del Imperio Español, que luego se extendió a las colonias británicas y después a Estados Unidos y Canadá.

Cuando Fernando de Aragón puso Gibraltar bajo mando español, decidió adoptar el sí­mbolo de los Pilares de Hércules, allí­ donde en la Antigua Grecia se suponí­a que finalizaba el mundo. Precisamente de ahí­ la frase «Non Plus Ultra» (no más allá), expresión que el héroe clásico habí­a escrito en las columnas que marcaban el fin del mundo conocido en su extremo occidental mediterráneo, erigidas por él en Gibraltar y Ceuta, según la mitologí­a clásica griega.

Sin embargo, no fue hasta Carlos V, una vez consolidado el imperio, cuando el sí­mbolo, donde Non Plus Ultra ya era Plus Ultra (más allá) gracias al Descubrimiento de América, se extendió por sus monedas como reflejo de sus posesiones y de su poder. Al final, los comerciantes comenzaron a usar este sí­mbolo en vez de la palabra dólar en sus documentos, y ahí­ perduró.

Curioso es también el origen del nombre dólar. Proviene de Bohemia, en la actual república Checa, donde la moneda tení­a el nombre de «thaler», que se extendió por Europa en el siglo XVI. Y Thaler, a su vez, es una abreviatura de Joachimsthaler, un tipo de moneda de la ciudad de Joachimsthal, en Bohemia.

Fuente: eleconomista.es

Primer mensaje de giikah

Veremos en qué para todo esto, voy a ir preparando el diseño del blog e intentaré retocar algunas cosas, traducciones, organizar un poco el diseño, etc…¿que no sabéis qué es Giikah?¿estáis seguros de que no volveréis a pasar por aquí? nos volveremos a ver, este no será un blog más y en poco tiempo lo iréis viendo.

Saludos, Javier Pocovi