Sacado del Pulse Tour de Pink Floyd. Quien no disfrute escuchando esto, no es persona.