La Porcelana Meissen es también conocida por ser la primera porcelana europea, su producción se remonta al 1708  y nacería en la ciudad que lleva su propio nombre, a manos del físico y matemático Ehrenfried Walther von Tschirnhaus. Por desgracia, fallecería al poco de descubrir la fórmula perfecta para crear porcelana, dejándole el legado al alquimista Johann Friedrich Böttger, el cual trabajó como ayudante suyo durante los inicios del taller.

Las piezas debido a su calidad y producción limitada tienen precios

en muchos casos prohibitivos.

 

También hacen más cosas a parte de cubertería, como esta pluma de porcelana para Mont Blanc.

En el año 1720 por miedo a que los falsificadores sacasen tajada del renombre que por entonces se había forjado, Friedrich Böttger ordenó que todas las piezas de porcelana Meissen estuviesen grabadas con el que a partir de entonces sería el símbolo de la casa, dos espadas cruzadas. Este hecho hace que la marca Meissen sea una de las más antiguas en el mundo.

Y como no podía ser de otra manera, en Düsseldorf tienen una tienda.