La Navidad se acerca y con ella la nieve llega a Düsseldorf, a finales de Noviembre suelen caer los primeros copos y empieza a ser más que patente a mediados (Copa del Mundo de Esquí de Fondo) o finales de Diciembre. Como vale más ser previsor, los supermercados ya están poniendo a la venta sal y líquido para hacer que la nieve no moleste tanto a la hora de pasear por las aceras.

 

A mi me encanta la nieve, pisarla, tocarla, pero también entiendo que puede llegar a ser un incordio para el día a día de los transportes, pero para eso está la sal, así que ¡a comprar kilos y kilos se ha dicho!.

 

La cara del muñeco cambiará cuando le bañen en sal, inocente paloma…

 

Litros de anticongelanteeee corren por mis venaaassss.

Bien clarito lo pone, Ne pas consommer!, ¡No es para un consomé!