image

¡Ya soy turco!, estas son las consecuencias de ir a una peluquería en Alemania.