Ayer después de irnos de compras al Ikea, Yun-Ting y yo nos fuimos a cenar al genial Kagaya para celebrar que ya habíamos comprado el mini armario para mi cuarto.

Nos pusieron esta pieza pequeña de cerdo a modo de entrante, ¡buenísimo!.

No era el tonkatsu épico de Ale pero estaba riquísimo.

El caso es que no pudimos evitar pedirnos un tonkatsu (cerdo empanado) para cada uno, y es que después de veer la entrada de Alejandro y ver esa maravilla de la naturaleza, ¡a ver quién es el listo que se resiste!. Lástima que no pudiera hacer una buena foto, sin duda calidad/precio un 10.