Kaiserswerth es un sitio con muchísima historia, a destacar sobretodo las ruinas del Palacio Imperial de Federíco I de Barbarroja (sí, tenía la barba roja). A día de hoy este pueblillo es parte del territorio de Düsseldorf está no muy lejos de la ciudad, si queréis hacer un mini viaje en bici a orillas del Rín, os lo recomiendo encarecidamente, sólo se tarda 25 minutos en llegar, un poco más si sois muy tranquilos.

Una de las anécdotas o curiosidades que me gustaría compartir es que aunque ahora sea un pueblo a orillas del Rín, hace muchos muchos años fue una isla, y de echo en su momento fue un lugar estratégico muy importante para el paso de mercancía. Hoy es un lugar muy tranquilo donde además de la naturaleza y la tranquilidad, se puede también disfrutar de uno de los mejores restaurantes de sushi de toda Alemania, el 4 Seasons.

Kaiserswerth

Kaiserswerth

Kaiserswerth

Kaiserswerth

Kaiserswerth

Kaiserswerth

Kaiserswerth

Kaiserswerth

Kaiserswerth

Kaiserswerth

Kaiserswerth