Antes de empezar, aclarar que el nombre en inglés de “Ulae” es “Wulai” pero los nombres “latinalizados” por mi persona son siempre la versión del cómo lo dice Yunting, dicho esto, ya podemos empezar por un mini viaje a Ulae (烏來).

 

Ulae

Esta calle me pareció totalmente surrealista y propia de un “manga”.

En 2012 fue la primera vez que pisé Taiwán, ese verano visitamos bastantes sitios, pero uno de los primeros viajes turísticos fue al norte de la isla, Ulae (烏來), al lado de Taipei.

Ulae

Vista del “centro”.

Ulae

Tuvimos suerte ya que por la zona de Taipei suele hacer mal tiempo, nos tocó un muy buen día.

 

Ulae

Taiwán al 100%.

Ulae

Lo de los cables colganderos juraría que son cables para pasar la electricidad.

 

La zona ha tenido siempre problemas con catástrofes naturales así que me imagino que la manera más rápida, barata y sencilla de pasar la electricidad de un lado a otro sin soterrar es pasarlos a la brava por encima del río. He de reconocer que es el único sitio (y he estado en muchos en Taiwán) donde he visto esta “taiwanesada”.

Ulae

Al no estar demasiado lejos de Taipei y otras zonas urbanas, es normal que algunas personas usen taxi para llegar.

 

Una de las maravillas de Ulae, no son ni su paisaje ni sus baños termales, son unos huevos cocidos que ¡están de muerte!. Tienen un color oscuro al haberse marinado con salsa de soja y dentro están medio cocidos. Os lo aseguro, son algo de otro mundo, ¡muy ricos!. Otro de los mitos, mucha gente se piensa que en Taiwán comen perro, huevos con fetos y demás historias…se que os voy a decepcionar pero…no. No hay nada de eso, lo máximo que he visto después de visitar casi toda Taiwán es un puesto (y por lo visto hay muy pocos) que vendía carne o sopa o a saber qué, de serpiente.

Una vez leí un blog de un español que vivía por tierras asiáticas y muchos comentarios sobre la comida eran tal que: “¡Qué asco!”, “¡Cómo pueden comer esa asquerosidad!”, la respuesta del bloguero fue cojonuda y yo pienso igual. En España tenemos y comemos (incluida mi persona): morcilla, callos, oreja y pies de cerdo, mollejas, crestas de gallo (Zamora), lamprea en su sangre (Galicia), sesos de cordero (La Rioja). En resumen, en Taiwán habrá cosas raras como en todos los lares pero no es lo habitual, me arriesgaría a decir que se comen menos cosas “raras” que en España.

Ulae

Bandera de Taiwán sobre un edificio de la policía.

Ulae, no es un pueblo famoso sólo por sus baños termales sino porque es la cuna de una de las 9 mayores tribus aborígenes de la isla, los Atayal. Las tribus aborígines fueron muy maltratadas por las tropas japonesas y a día de hoy son una parte muy importante de la cultura y tradiciones de Taiwán.

Sobre los enfrentamientos entre las tribus aborígenes taiwanesas y las tropas japonesas, se hizo una película muy recomendable y bastante fiel a la historia, a, aquí os dejo el trailer de la película “Warriors of the Rainbow: Seediq Bale” o en castellano “Guerreros del arco iris“, por favor, vedla en versión original por mucho que os cueste :

 
También hay un documental muy chulo sobre los Atayal, aquí os dejo el trailer:
 


 

Ulae

Aquí la entrada al museo Atayal.

 

Ulae

La leyenda dice que el primer hombre y la primera mujer Atayal surgieron de un bloque de piedra que se partió en dos mitades.

Ulae

La piedra de Pinsbkan.

Ulae

El museo es 100% recomendable, tiene un mogollón de cosas interesantes.

 


Ulae

Me imagino que no tendrían miedo a las alturas.


Ulae

Planos de una casa Atayal.

 

Ulae

Una proto “arpa de boca” para hacer música.

 

Ulae

La “Txalaparta” de los Atayal.

 

Ulae

Cuando se acaba la fiesta empieza lo serio.

Ulae

Utensilos para hacer tatuajes.

 


 

Una de las cosas que más me sorprendió de la tribu son sus tatuajes,  a día de hoy aún hay algunos Atayal que los tienen pero poco a poco se va perdiendo este hábito. Simboliza la llegada a la madurez, tanto para hombres como para mujeres, esta tradición fue prohibida con la llegada de las tropas japonesas.

Ulae

Abuelitas Atayal y sus tatuajes.

Ulae

Collares varios.

 

Ulae

Vestimenta tradicional que varía según la tribu.

Ulae

Es alucinante (para mi), lo mucho que los aborígenes taiwaneses se parecen

a cualquier otro aborigen de la zona de América del Sur.

Ulae

La otra cosa que me moló y que es digna de película es la tradición de la “caza de cabezas”.

El tema de la cacería de cabezas es muy interesante, se trataba de una práctica bastante limitada y controlada. Según la tradición, la persona que cortaba la cabeza al enemigo adquiriría el espíritu del muerto el cual le protegería frente a males venideros. Además, este acto le proporcionaría protección y bendiciones por parte de la madre naturaleza y aseguraría que tras la muerte la persona entrase al mundo de los dioses Atayal.

Ulae

Si se tira un poco más “pa lante” con el coche, hay una zona bastante chula.

Ulae

Con cascada incluida.

Ulae es un sitio muy recomendable y que todo aquel que venga de vacaciones o viva en Taiwán tendría que visitar. Aquí os dejo un video sobre Ulae: