Esto es lo que pasa cuando mezclas un viaje y una novia que está como una puñetera cabra.