Ayer fui a por mi certificado de nivel de alemán B1, la verdad es que es increible lo que ayuda el estar rodeado de “alemán” y es que para aprender idiomas no hay mejor cosa que estar en el país en el que se hable ese idioma.

Cuando llegué a Alemania digamos que mi nivel de inglés era aceptable tirando a bueno y el nivel de alemán era nulo, pero cuando digo nulo, me refiero a que sólo sabía decir “hola”, “adiós”, “sí”, “no”, “mucho” y “poco”.

Si entendemos el 100% como bastante buen nivel hablado, mi situación era la siguiente:

Nivel de inglés al 80% vs. nivel de alemán al 3%.

Ahora al estar hablando alemán el 90% del tiempo, tengo incluso algún que otro pequeño problema para hablar español sin pensar ciertas cosas en alemán, digamos que estoy tan alemanizado que pese a no tener un buen nivel de alemán, no hago más que pensar en alemán, y cuando digo pensar me refiero a cuando pensamos cosas y las pensamos en nuestro propio idioma, yo la mayoría de las veces las pienso en Deutsch!!! pa cagarse!!

Ahora la cosa está tal que así:

Nivel de inglés al 30% vs. nivel de alemán al 60%.

No puedo entender cómo he podido bajar tantísimo mi nivel de inglés hablado (evidentemente no he perdido “reflejos” a la hora de leer, pero sí para escribir).

En fin, que espero terminar con mi siguiente nivel de alemán “B2” en los próximos dos meses y empezar a entender este tan complicado idioma, porque lo que es aprenderlo, no creo que lo vaya a aprender nunca.